PYMES Mendoza

Scosceria, del Banco Macro: "Las empresas aprendieron la lección de 2001"

El ejecutivo explicó que, si bien la caída de la actividad fue aún más profunda en 2020, las compañías ingresaron a las crisis con un bajo nivel de endeudamiento y sin un descalce de moneda.

La economía argentina atraviesa su momento más crítico desde la crisis de principios de este siglo y las empresas lo sufren. Sin embargo, el gerente de banca empresas de Banco Macro, Adrián Scosceria, destacó este jueves en el Seminario Pymes Mendoza que las empresas "aprendieron la lección de 2001" y que esta caída de la actividad las encontró con un bajo nivel de endeudamiento.

"El golpe en cuanto a nivel de actividad fue peor en 2020 que en 2021, pero la diferencia es que muchas compañías en 2001 tenían deuda en dólares o cartas de crédito. Y eso fue lo que produjo un montón de concursos y quiebras. En 2020 y lo que va de 2021 no estamos viendo cierre de cuentas de compañías que concursen y reduzcan la cantidad de bancos con los que trabajan de forma mandatoria. Sí lo hacen para ahorrarse gastos y se centran en tres o cuatro bancos, pero no porque estén desapareciendo", destacó el ejecutivo.

En relación al trabajo de apoyo a las pymes en este último año que realizó el Banco Macro, Scosceria explicó: "Otorgamos créditos al sector de las pequeñas y medianas empresas por $ 100.000 millones. Esto lo pudimos hacer por la capacidad prestable del banco, por lo bien fondeado que está, pero también porque las compañías no tenían un alto nivel de endeudamiento".

En ese sentido, remarcó: "Rápidamente pudimos ir a nuestro comité de crédito y ejecutar la asistencia que nos pidió el Gobierno para ayudar a las empresas chicas o pymes para que puedan sobrellevar esta situación. Fue un mérito del empresariado no estar con el nivel de endeudamiento al tope".

Además, Scosceria añadió que las  pymes, "muy hábilmente", constituyeron un nivel de liquidez muy importante gracias a los créditos recibidos por el banco. "Esa plata no se gastó en su totalidad. Sí pagaron sueldos atrasados, sí tuvieron que financiar sus inventarios y algunas demoras en sus cobranzas. Pero también vimos en los saldos de sus cuentas que gran parte de ese dinero quedó en el banco para preservar un colchón de liquidez, por cualquier cosa que esta pandemia se prolongue un poco más", aclaró.

En relación al boom de los cheques electrónicos durante la pandemia, el ejecutivo señaló que el 30% de los cheques del mercado son Echeqs y afirmó: "El que no se aggiorna se queda afuera. Además, tenemos que tener buenas tasas de interés para que las pymes nos elijan para descontar esos cheques".

Dado que la conversación entre el gerente de banco Macro y el director periodístico de El Cronista, Hernán De Goñi, se dio en el marco del Seminario Pyme de Mendoza, Scosceria se refirió también a dos sectores clave de la industria cuyana: la industria vitivinícola y el turismo.

Respecto del primer caso, señaló que Banco Macro aumentó la línea de créditos a grandes corporaciones del rubro vinos para permitir que los proveedores pymes que les entregan productos a estas a esas empresas puedan descontarles cheques o facturas. De esta forma, las pequeñas y medianas empresas pudieron financiar, entre otras cuestiones, capital de trabajo.

En el otro caso, indicó: "A los hoteles les otorgamos créditos con seis meses de gracia para que puedan pagar todos los gastos que no pudieron pagar cuando estuvieron cerrados".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios