EL ÉXODO DE CAPITALES INTERNACIONALES DE EMERGENTES SE VE AMPLIFICADO EN EL PA S

Acciones locales en Wall Street se hunden hasta 45% este año

Loma Negra es el ADR que mayor castigo recibió. Otro de los sectores que en mayor medida sufren las bajas en Nueva York son los papeles bancarios argentinos

Las acciones argentinas que cotizan en Wall Street no escapan del pesimismo de la bolsa local y en su mayoría cotizan en rojo en lo que va de 2018, con bajas que llegan hasta 45%.

Nada parece ayudar: ni el contexto internacional ni el ruido político local. Lo cierto es que los ADR argentinos replican el comportamiento que tiene la bolsa local medida en dólares que el mes pasado y de un plumazo, borró todas las ganancias que tuvo en 2017.

"No hay que sacarlo del contexto general. Lo que ocurre con los ADR es una suma de todo. Si ves el índice Merval medido en dólares ya está en niveles de enero de 2017. Sólo el mes pasado bajó un 21%", apuntó Damián Zuzek, head portfolio manager del grupo SBS.

Para Juan Manuel Vazquez, de Puente, el éxodo de los capitales internacionales de los mercados emergentes "es algo que se ve amplificado en Argentina. Lo que sucede con las ADR es similar a lo que pasó con otros activos: a una volatilidad mayor, hay una prima de riesgo aún mayor", dijo y añadió: "No hay muchos compradores en el mercado y esta falta de volumen es lo que tira abajo a los precios. El mercado se está moviendo más por flujos que por fundamentos".

Loma Negra es el ADR que mayor castigo recibió. Golpeada fuertemente por la reciente denuncia de oligopolio que presentó la Secretaría de Defensa de la Competencia contra la compañía, pierde más de 44% desde el 1 de enero. "Loma Negra ha sido una de las compañías más castigadas con la salida de flujos de emergentes y de Argentina, sin embargo, no hay que permitir que el árbol nos tape el bosque", explicó Leonardo Chialva, de Delphos. "Si bien el contexto puede modificar estructuralmente las expectativas, no debe perderse de vista el valor intrínseco que las compañías guardan. En particular, es posible que la obra pública sea de los sectores más castigados en el recorte de gasto público, y, aun así, creemos que LOMA continúa manteniendo atractivo, especialmente en estos valores". sumó.

Otro de los que que en mayor medida lideran las bajas son los papeles bancarios, con Supervielle a la cabeza, que pierde en lo que va del año 42,7%.

Zuzek afirmó que los bancos se resintieron por el cambio reciente de condiciones que impuso el BCRA, como la quita de encajes y el requerimiento de posición neta de divisas mínima para las entidades. "El sector bancario es el que más rápido cataliza los movimientos de la macroeconomía", dijo y agregó que por esta razón cree que frente a una normalización de la situación, son los que más chances de recuperación presentan.

En el corto plazo, hay dos eventos que pueden resultar como catalizadores para estos activos de renta variable. Por un lado, la decisión del MSCI respecto a volver a categorizar a la Argentina como mercado emergente. Por otro, el acuerdo con el FMI que, de incluir las condiciones que espera el mercado, puede darle un aire a la economía.

"Si el MSCI sale, es una buena noticia aunque no cambia las proyecciones técnicas. Seguramente, ser emergentes abrirá las puertas para que pools de inversores muchos más grandes puedan invertir en activos argentinos", señaló Vazquez.

"Pero, si es negativo, tampoco implicaría que caiga mucho más. De alguna manera, la baja que se vio en estos meses le pone un límite a una potencial futura caída del mercado".

Para Zuzek lograr un acuerdo con el FMI favorable a la Argentina "es más importante que si somos emergentes o no".

Chialva, de Delphos, coincidió: "Hoy las condiciones psicológicas del mercado son de piso. Es verdad que todavía faltan los triggers necesarios para poder comenzar a subir. Si bien muchos papeles están barato, los inversores permanecen al costado mirando qué pasa".

Tags relacionados