A la caza de oportunidades: Boom de fusiones y adquisiciones confirma el fin de la crisis global

Tras la unión de las cementeras Holcim y Lafarge, que crea el grupo más grande del mundo, en el sector farmacéutico se están dando muchas operaciones de gran envergadura. A tal punto que varios se preguntan si no se estarían creando nuevas burbujas. En la Argentina todavía no llegó esta tendencia

Es mucho mejor comprar una magnífica compañía a un precio justo que una compañía justa a un precio magnífico, es una de las máximas preferidas del célebre gurú Warren Buffett. Y a la luz de lo que está sucediendo en el mercado internacional de fusiones y adquisiciones (M&A, por sus siglas en inglés), parece que en muchos sectores de actividad acaba de abrirse la temporada de cacería de buenas oportunidades, pero a un precio justo, parafraseando a Buffett.


De acuerdo con los analistas, hay una verdadera fiebre en el mercado que dejó muy atrás la tímida metáfora de los famosos brotes verdes que se puso de moda en 2009 para referirse a los primeros signos de la recuperación económica. Hoy, el mercado de M&A está tan cebado que más de un analista advierte del riesgo de que se esté generando una nueva burbuja especulativa.


Según los datos publicados por Thomson Reuters la semana pasada, el volumen global de fusiones y adquisiciones anunciadas para 2014 ya superó el billón de dólares y se convierte en el tercero mayor de la historia a esta altura del año (recién iniciado el segundo trimestre), desde que se comenzó a recopilar este dato en 1980. A fines de marzo, el total de M&A del primer trimestre era un 54% superior a igual período de 2013.

A la cabeza de las operaciones ya concretadas se encuentra la fusión de las cementeras Holcim (Suiza) y Lafarge (Francia), por un monto de u$s 50.000 millones que crea el mayor grupo del mundo. En esta carrera también se anotaron los laboratorios Novartis (Suiza), GlaxoSmithKline (Gran Bretaña) y Eli Lilly (EEUU), quienes se unieron en una negociación por un valor de u$s 20.000 millones, así como la canadiense Valeant, que ya anunció su interés por adquirir Allergan (EEUU), conocida por fabricar el Botox, por u$s 45.000 millones. Y, como solía decir el locutor Ariel Delgado en Radio Colonia, hay más informaciones para este boletín: se habla de una megaadquisición del gigante Pfizer (EEUU) a su competidor británico AstraZeneca que rondaría los u$s 101.000 millones (sería la segunda más grande de la historia en el sector farmacéutico), de General Electric (EEUU) a la francesa Alstom por u$s 13.000 millones (fabricante de centrales nucleares y del tren de alta velocidad francés, el TGV), lo que vuelve a poner sobre el tapete el remanido tema del patriotismo económico, es decir cuánto está dispuesto un país a desprenderse de sus mayores empresas nacionales que operan en sectores sensibles.

Ser los primeros en disparar

Para los analistas, que se haya abierto esta temporada de cacería en el sector de M&A se debe a que ya no quedan dudas respecto de la recuperación de la economía en la mayoría de los países desarrollados. Pero eso no explica todo. De acuerdo con el especialista Fabrice Theveneau, del banco Societe Generale, los períodos de reactivación económica son más propicios para las uniones corporativas que la parte baja de los ciclos.

Porque en estos últimos casos, a pesar de que las valorizaciones sean más atractivas, los CEO no están seguros de contar con la aprobación de sus accionistas para realizar adquisiciones, debido a la incertidumbre que reina en la economía. Por otra parte, las M&A responden bien a las exigencias de las empresas que desean relanzar sus ventas en un contexto de presión sobre los precios. Además, los balances de las compañías están sólidos. Emitieron muchas ON estos últimos meses y han fortalecido sus balances. Por lo que tienen margen para realizar operaciones. Por último, no hay cien maneras de alcanzar el crecimiento en estos momentos: es más fácil realizar adquisiciones para crecer más rápido, así que hay que ser los primeros en disparar.


El cash flow al que se refiere el experto (incrementado por la generación de deuda corporativa), es el que está empujando la búsqueda de estas oportunidades en el mercado de M&A, pero no parece propiciar una burbuja de precios. Según datos publicados por el Citigroup, el valor de las operaciones registradas se encuentra en línea con las sinergias que se han venido realizando. Por ejemplo, en el sector farmacéutico europeo, el ratio de Price/Earnings (P/E), que mide el valor de la acción en relación con sus ganancias esperadas, alcanza un promedio de 16 para 2014, cuando en los últimos 20 años se mantuvo en una media de 18.


Para muchas de estas compañías, competir en estos momentos implica ser muy eficientes en materia de costos. Este sería el caso de la operación entre Valeant y Allergan, que permitiría ahorrar unos u$s 2.700 millones anuales, de los cuales un 80% en los primeros seis meses. Las sinergias que se vislumbran en el sector farmacéutico (el más activo en materia de M&A) están muy relacionadas con el fin de varias patentes sobre algunos medicamentos estrella (los que en la jerga se conocen como blockbusters, capaces de generar más de u$s 1.000 millones de ganancias anuales); esto hace que las empresas del sector se deshagan de sus divisiones de productos de venta libre y se reorganicen en los nichos con mayor potencial y valor agregado, como oncología y enfermedades raras.


Para la Argentina, parece que esta tendencia mundial todavía tardará un tiempo en llegar a nuestras costas, si bien el mercado local se está preparando para el pistoletazo de largada, previsto por varios para cuando la economía se torne más previsible. Al igual que tras la crisis de 2001, cuando se dio una fuerte ola de adquisiciones de empresas argentinas por parte de extranjeras (Pérez Companc, Quilmes, Acindar, Loma Negra, etc.), hoy hay varias compañías (como el Grupo Financiero Galicia) que están muy baratas en relación con otras de sus mismos sectores en el mundo, empezando por la de San Pablo, donde cotizan muchas de las empresas que aprovecharon la anterior ola de M&A doméstica.

Tags relacionados