Virus en China pone nerviosos a los inversores y desata aversión al riesgo

Una nueva cepa de coronavirus impulsa hacia activos de refugio porque temen un desplome parecido al causado por la propagación del virus SARS entre 2002 y 2003.

Las acciones globales bajan hoy y borran todas las ganancias logradas al comienzo de la semana, ante la creciente preocupación de los inversores por una nueva cepa de coronavirus surgida en China que desató una aversión al riesgo entre los mercados.

Las autoridades de China confirmaron que un nuevo virus se está propagando entre humanos y reportaron que 15 funcionarios médicos se habían infectado. Ya hay varios muertos como consecuencia del virus.

Los activos de refugio como bonos de gobiernos y el yen subían, ya que los inversores temen un desplome parecido al causado por la propagación del virus SARS entre 2002 y 2003, especialmente en vista de que cientos de millones de personas en Asia viajarán para las vacaciones por el Año Nuevo Lunar.

"No soy un experto en epidemias, pero puedes ver ejemplos anteriores como el brote de SARS que se originó también en Asia", dijo Cristian Maggio, jefe de estrategias de mercados emergentes de TD Securities en Londres.

Los inversores van a activos de refugio porque temen un desplome parecido al causado por la propagación del virus SARS entre 2002 y 2003.

 

Tras destacar que inicialmente China había desestimado las consecuencias posibles del virus del SARS, afirmó: "Creo que el mercado podría estar temiendo algo similar".

La inquietud era notoria en el índice global de acciones MSCI, que perdía 0,4% y borraba las ganancias hechas el lunes. Los mercados asiáticos sufrieron los mayores declives.

Hong Kong, que fue gravemente impactada por el brote del SARS, tuvo una caída de 2,8 en un su índice referencial. El índice Nikkei de Japón bajó un 0,9% y los papeles favoritos de la bolsa de Shanghái cerraron con baja de 1,7%, lastrado especialmente por la presión sobre el sector de transporte aéreo.

La cautela generalizada se expandía a Wall Street, donde los futuros del índice S&P 500 retrocedían un 0,5%.

La inquietud de los mercados en Asia se propagaba a los mercados europeos, donde las acciones de fabricantes de productos de lujo -que tienen una enorme exposición a los acaudalados consumidores de China- estaban entre los principales afectados.

Los rendimientos de los bonos del Gobierno alemán a 10 años bajaron a su menor nivel en una semana.

Los inversores ya se habían visto alertados luego de que el Fondo Monetario Internacional  (FMI) recortó sus proyecciones de crecimiento global, especialmente debido a la fuerte desaceleración de India y de otras economías emergentes.

En tanto, el Banco de Japón (BoJ) dijo hoy que había menores riesgos comerciales y que por ello había decidido elevar las previsiones sobre expansión de la economía, aunque dejó su política monetaria intacta.

El yen se apreció también por la aversión al riesgo y operaba en 109,93 unidades por dólar, respecto a la cotización previa del día de 110,17 yenes. También avanzaba contra el euro . Contra la moneda estadounidense, el euro se negociaba en u$s 1,1090.

 

Bolsas de Europa
Bolsas de Europa, Investing.com

Las bolsas de Europa extienden las ventas en el comienzo de la semana. Muestran cansancio tras un largo rally alcista que, sin embargo, aún no ha acabado, según análisis técnico. Los índices cotizan con descensos que alcanzan por momentos el 1%, siguiendo la tendencia marcada previamente por los parqués asiáticos. El Ibex 35 español también sufre, perdiendo el nivel psicológico de los 9.600 puntos.

China: la expansión del nuevo virus que causa neumonía se convierte en cuestión de Estado

Se transmite por contacto directo entre personas y hay médicos que se contagiaron. La OMS busca identificar si el virus constituye una emergencia sanitaria de interés internacional.

Inversores y analistas también han estado pendientes esta noche de Asia por la reunión de política monetaria del Banco de Japón (BoJ). Tal y como se daba por hecho, el banco central nipón optó por mantener su política 'ultraexpansiva'. 

Mañana será el turno del Banco de Canadá y el jueves, el del Banco Central Europeo (BCE). Está previsto que el eurobanco anuncie ese día el inicio de la revisión estratégica que quiere llevar a cabo su presidenta, Christine Lagarde.

Tags relacionados