EL MINISTRO LE ACERCA NOMBRES A LA PRESIDENTA PARA MODIFICAR EL ÓRGANO DE GOBIERNO DE LA ENTIDAD

Vanoli asumió en el BCRA mientras Kicillof armaba cambios de directorio

El nuevo titular de la autoridad monetaria fue recibido con una suba de reservas. La presidenta Cristina Kirchner discutió con Kicillof cambios en el directorio

El flamante presidente del Banco Central (BCRA), Alejandro Vanoli, desembarcó ayer en la entidad apenas un día después de la traumática renuncia de su antecesor, Juan Carlos Fábrega. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el ministro de Economía, Axel Kicillof, discutieron ayer posibles modificaciones al directorio de la autoridad monetaria, el órgano de conducción política del organismo que suele reflejar los equilibrios de poder en el Gabinete de ministros.
Ayer ingresó al Senado el pliego de Alejandro Vanoli, el primer paso burocrático para que empiece a dirigir la entidad. El ex titular de la Comisión Nacional de Valores (CNV) se reunió por la mañana con Cristina Kirchner y Kicillof, luego recorrió el banco y confió que llevará tres de sus colaboradores de su viejo puesto a la entidad.
Mientras tanto, en Olivos, según fuentes del Ministerio de Economía la Presidenta consultó a Kicillof por posibles nombres para incorporar al directorio de la entidad. La decisión final será de la mandataria, aclararon.
Según el artículo 6 de la Carta Orgánica del BCRA, el directorio del banco se conforma por hasta 10 miembros, 8 directores el presidente y el vice. En la actualidad, hay 8 miembros en funciones. Vanoli, el vicepresidente Miguel ngel Pesce y seis directores: dos que respondían a Fábrega, uno que responde a Kicillof, uno puesto por el jefe de Gabinete Jorge Capitanich y dos "santacruceños" históricos. Pesce y los dos santacruceños Waldo Farías y Santiago Carnero son los más débiles porque están en sus puestos "en comisión", es decir, sin acuerdo del Senado. Los otros directores tienen mandatos de 6 años y para su remoción se necesita que una comisión bicameral dé un dictamen no vinculaste sobre su salida: el proceso que se utilizó para sacar al ex presidente rebelde, Martín Redrado.
En Economía saben que existen dos asientos vacíos para llenar, pero antes de precisar nombres prefieren determinar si debería haber salidas.
Eso sí, el temido escenario de funcionarios rebeldes que obliguen a convocar a legisladores para su remoción trae reminiscencias desagradables de la salida de Redrado y nadie quiere que se repita. Con lo cual, Eduardo Barbier y Cosme Belmonte, los directores puestos por Fábrega, no correrían riesgo. Esto lo negoció Fábrega a su salida y en el banco tienen fe de que continuarán en sus asientos. Hasta el mandato del redradista Carlos Pérez fue respetado en su momento, a pesar de la traumática salida de su jefe.
La Gerencia General, a cargo de Juan Carlos Isi, estaría sí a punto de cambiar de manos. Isi tiene otros cargos en la entidad, con lo cual no quedaría afuera de la misma. Lo que queda por ver es si hombres de Kicillof o de Vanoli toman esa y otras gerencias.

Primer día

En su primer día en el BCRA, Vanoli fue recibido con trabas a importadores y una suba de reservas de u$s 40 millones hasta los $27.957 millones. Tras la reunión con Cristina Kirchner y Kicillof en Olivos, se trasladó a la calle Reconquista al 200, donde está la sede del Central.
Según contaron sus voceros, Vanoli visitó antes que nada el corazón de la política cambiaria, la mesa de operaciones. Allí, se reunió son el sugerente general de operaciones, el experimentado Juan Basco, y su número dos, Jorge Rodríguez. Por la mañana había corrido el rumor entre los bancos privados que los conductores de las ruedas cambiarias mayoristas de cada día iban a ser alejados de sus cargos. Vanoli se encargó de ratificarlos de inmediato y se quedó a ver el cierre de la rueda cambiaria (el rumor habría salido de la propia mesa de la entidad, pero ni Vanoli ni Kicillof conocen profesionales capacitados para reemplazarlos).
Los operadores del BCRA recibieron al nuevo presidente con una baja de medio centavo del dólar mayorista hasta los $ 8,445, compras por u$s 30 millones y una suba de reservas de u$s 40 millones.
Según relataron operadores bancarios y corredurías de cambio, las trabas a las compras de importadores estuvieron en plena vigencia
A Vanoli lo recibió un BCRA convulsionado por una medida de fuerza de sus trabajadores que dura hasta hoy. El ex CNV intentó mostrar interés por el paro y se reunió con el sector de recursos humanos para informarse sobre los detalles del paro. Desde el martes, los empleados de la autoridad monetaria están en huelga en reclamo de alguna medida que alivie el impacto en el bolsillo del impuesto a las Ganancias. En el sector financiero, muchos bancos hicieron acuerdos con sus empleados para compensar el efecto del tributo, a través de bonos y pagos extra no imponibles y los empleados del Central pretenden una solución parecida. Es inminente una intervención del Ministerio de Trabajo para dirimir el conflicto.

Tags relacionados