Gustavo Neffa, Socio y Director de Research For Traders

Un portafolio apoyado en dólares

Neffa considera que los meses por venir seguirán siendo dominados por la volatilidad, tanto por factores globales como locales. Es partidario de diseñar carteras con bastante peso de títulos en dólares cortos, Letes en dólares y Lebac cubiertas con contratos a futuro de tipo de cambio. Sólo un cuarto del total en deuda en pesos, preferentemente ajustada por inflación o por la tasa de política monetaria, y otro cuarto en acciones

La volatilidad en las acciones, la renta variable y, por sobre todo, en el tipo de cambio pone a prueba los portafolios de inversión y la forma en que se ajustan a los riesgos financieros de este año. Los cambios en la macro argentina han sido importantes y la lluvia de titulares también impacta en el mercado. A nivel internacional, el viento ya no sopla a favor y también plantea desafíos tanto para la economía como para los activos argentinos. El Cronista tuvo acceso al análisis del economista Gustavo Neffa, Socio y Director de Research For Traders quien recomienda un portafolio 50% en activos en dólares, 25% en renta fija en pesos y 25% en acciones.

 

Neffa señala que "este año ha determinado un escenario mucho más desafiante para el inversor doméstico, tanto por la evolución de los acontecimientos en el frente doméstico y la reciente corrida cambiaria en dos etapas, como en el frente global".

El turbulento escenario internacional el frente político en Italia y España, más el fin de la política monetaria expansiva y las amenazas comerciales de Donald Trump, junto con la esperada suba de tasas se ha cobrado su peaje. "La tasa de 10 años del Tesoro de EE.UU. vuelve a alcanzar 3% y espero que a fin de año sea de 3,5% para que la pendiente no se aplane más, con dos subas más de Fed Funds hasta 2,50%. Eso provocó que la inversión en bonos en monedas locales de mercados emergentes se viera afectada y los spreads de riesgo soberano subieran, como pasó en Argentina".

Yendo a nivel regional el director de Research for Traders agrega que "tampoco Brasil ayudará mucho en materia de actividad económica luego de la fuerte devaluación del real".

El 2018 fue testigo de una fuerte recuperación del dólar por la buena marcha de la economía norteamericana, lo que causó pérdidas a quienes hacen carry trade. "Aún sigue siendo válido invertir en mercados emergentes, aunque priorizaría los créditos con grado de inversión y cortos de no más de 5 años. Los bonos high yield de alto riesgo o créditos largos se verán afectados un poco más si pertenecen a la parte larga de la curva", resalta Neffa.

Aunque el escenario internacional se haya enrarecido no es necesariamente negativo, y la mayor parte del impacto que afectó a la Argentina se debe a su debilidad estructural en materia de déficit fiscal y de cuenta corriente. Para Neffa, "la reestimación del crecimiento al 1,3% y de la inflación minorista al 27,1% para este año según el REM lucen hasta optimistas luego de la corrida cambiaria de las últimas semanas".

En lo que respecta al acuerdo con el FMI, Neffa destaca que "el desembolso del primer tramo del nuevo acuerdo con el FMI y la posibilidad de ser reclasificado como mercado emergente por parte de MSCI son dos claros drivers que pueden torcer el rumbo a corto plazo, pero el escenario aún así luce enrarecido y riesgoso. Hasta que el tipo de cambio no logre un equilibrio, no podemos hablar de un escenario propicio para el riesgo".

A la hora de diseñar un portafolio, el especialista agrega que para un inversor medianamente tolerante al riesgo lo ideal sería ir a una cartera bastante dolarizada y con pocas acciones. "Sugiero invertir un 20% en Lebac del mes de julio, que al cierre de esta nota rinde un 45% en el mercado secundario, pero con la mitad de la posición cubierta con futuros de dólar (a fines del mismo mes). Se puede incorporar algo de bonos con CER, como el Boncer 4% 2020 (A2M2). Me gusta asimismo el bono atado a la tasa de política monetaria (TJ20). En dólares sugiero incorporar un 50% de la cartera, con una inversión distribuida en Letes a 210 días (LTDL8) con un rendimiento del 4,2%, el Bonar 8% 2020 (AO20) y el Bonar 2024 (AY24)".

Finalmente, en lo que respecta a las acciones, para Neffa "el componente de renta variable debería contener algunos Cedears en dólares como los de Mercado Libre y Citigroup, así como otra alternativa que le brinde seguridad en dólares como es YPF. Incluiría además acciones de Banco Macro y de Cablevisión Holding, dos alternativas fuertemente castigadas pero con fundamentals sólidos una vez estabilizado el escenario cambiario y deuda, con fuerte flujos de fondos que deberían dar cierta tranquilidad".

Tags relacionados