Toma de ganancias en bonos en pesos amenaza con ampliar la brecha cambiaria

Ante un incremento en la volatilidad de la renta fija en pesos, es esperable que los inversores busquen dolarizar portafolios. Incertidumbre por la reestructuración de la deuda.

El mercado de bonos en pesos transita un escenario favorable, con avances importantes en lo que va del año. La renta fija local acumula avances de entre 9% y hasta 36% en lo que va del año. Dado los rendimientos acumulados en 2020 y ante mayores tensiones sobre la reestructuración de la deuda, el riesgo radica en la posibilidad de que aquellos que se posicionaron en renta fija en pesos se vean tentados de dolarizar su posición, comprando dólar MEP y ampliando la brecha cambiaria con el oficial. Vale recordar que la brecha cambiaria superó recientemente el 40%.

La renta fija en pesos se encuentra en un proceso virtuoso, con ganancias acumuladas en lo que va del año significativas. El Bono Cer 2020 (A2M2) muestra subas de 25,8% en 2020 junto con el Bono Dual que gana un 22%. Bonos como el Discount Pesos (DICP) subió un 37% en el año mientras que el Boncer 2020 avanzó un 27%. Estos avances son significativos, lo que podría tentar a más de un inversor en dolarizar su posición, dadas las incertidumbres sobre el futuro de la deuda. Si bien la deuda en pesos y en dólares están caminando por diferentes carriles, la volatilidad de un mercado a otro podría presentarse. 

José Bano, head de research de invertironline.com remarca que hay más nerviosismo en el mercado de deuda en pesos y que podría generar algún traspaso al contado con liquidación. Además, señala que, más allá de un evento de corto plazo, hay argumentos que potencian la ampliación de la brecha hacia adelante.

Hay más nerviosismo de corto plazo sobre el tema del Bono Dual y si hay dudas sobre los pagos o el inversor busca tomar ganancia luego de la importante recuperación que se evidenció recientemente, es esperable que se vaya a pasar a dólares. De todos modos, más allá de una toma de ganancias en la deuda en pesos, espero que la brecha se amplíe ya que la demanda sobre el billete va a seguir estando. A ello hay que sumarle que la falta de alternativas en pesos que devenguen una tasa interesante hace que el interés por los activos en moneda local sea menor y que haya más incentivos para posicionarse en moneda dura , comentó Bano.  

Un operador de bonos  de un banco local sostuvo que, durante momentos de la semana pasada, la renta fija en pesos evidenció un recorte y en paralelo se percibió una suba del contado con liquidación, algo que podría volver a pasar.

“Vimos durante la semana pasada una suba del contado con liquidación mientras los bonos en pesos registraron una pausa. Con ruidos de corto plazo con el AF20 o la falta de avances en la deuda en dólares, tranquilamente se podrpian trasladar los temores hacia la deuda en pesos. Una caida en los bonos en pesos empujaría al inversor a dolarizarse via dólar MEP . El Gobierno necesita que el mercado en pesos siga vivo para evitar que se vaya todo a brecha. En la medida que se caidan los bonos en pesos o que haya mas dudas sobre los pagos en moneda local, todo eso iria a brecha", afirmó. 

Clave: el futuro de la deuda

Más allá de que la deuda en pesos y en dólares transita por dos carriles distintos, es innegable que el traspaso de riesgo de un mercado a otro se podría dar fácilmente dado que se trata siempre del mismo emisor, es decir, el Estado argentino. Del mismo modo, si al tema de la deuda se resuelve satisfactoriamente, es esperable que la demanda en activos en moneda dura tienda a incrementarse. Así, la demanda por la deuda en pesos y dólares se arbitrarían en uno u otro escenario, generando subas y bajas de la renta fija  en cada moneda.

Diego Falcone, Head Portfolio Manager de Cohen remarcó que el futuro de los bonos en pesos y de la brecha dependerá del éxito o fracaso en la negociación de la deuda.

En el caso en que el tema de la deuda sea resuelto de manera favorable, es esperable que se vea un desarme de los bonos en pesos hacia los bonos en dólares. Si cambia el humor sobre la deuda en dólares, podría esperar un mayor interés sobre la renta fija en moneda dura y que, los tenedores de bonos en pesos busquen la renta fija en dólares. Ahora bien, si sale mal entonces es esperable que vaya todo a brecha, pese a que a estos valores ya está bastante alta , comentó Falcone.

“Hay más nerviosismo de corto plazo sobre el tema del Bono Dual y si hay dudas sobre los pagos o el inversor busca tomar ganancia luego de la importante recuperación que se evidenció recientemente, es esperable que se vaya a pasar a dólares". 

Con una vision similar, un operador de bonos afirmó que las tensiones sobre la deuda en dólares van a generan presión en la renta fija en pesos y luego en el contado. 

"Si el final de la historia sobre el tema de la deuda termina siendo negativo, resultará muy difícil que no le termine pegando a los bonos en pesos primero y a la brecha después. Todo depende de como evolucione las negociaciones de la deuda en moneda dura , sentenció el operador.

Mercado en pesos: Wait and see

Además de ver la dinámica que pueda llegar a tener la deuda en moneda dura, los tenedores de deuda en pesos se encuentran atentos a los próximos compromisos que debe hacer frente el Gobierno en las próximas semanas. En concreto, el mercado se encuentra atento a si finalmente se paga el Bono Dual, o si por el contrario, si se busca un canje tal como se comenzó a especular recientemente.

En esa línea, los analistas de Delphos afirmaron que la deuda en Pesos se encuentra en una fase de "wait and see", mientras el reloj corre para el próximo pago del Bono Dual (AF20).

“Hasta ahora la estrategia de normalizar la curva en pesos ha sido exitosa, pero ahora es cuando el equipo económico deberá enfrentar un calendario muy desafiante. La tasa de ´rolleo´ sigue siendo la clave para que esto sea posible, para lo cual el equipo económico deberá definir los instrumentos y mecanismos para elevar las chances de éxito de la operación. La misma es muy relevante para el resto de los bonos, tales como el Bonar 2020 (A2M2), Boncer 2020 (TC20) y Bopomo (TJ20). La relación riesgo/retorno sigue siendo atractiva para estos bonos, pero no hay que desconocer que la estrategia implementada por el equipo de Finanzas tiene sus riesgos de ejecución , comentaron.

Respecto del reciente anuncio de un posible canje que pueda sufrir el bono Dual, Leonardo Chialva, director de Delphos Investment agregó que dependerá del éxito que tenga ese eventual canje.

El tema no es el anuncio del canje. Vale recordar que el anterior fue ´exitoso´. Creo que la clave está en el rolleo. Ya que si rollear más de un 60% entre canje, nuevas letras y potencialmente nuevo bono, siguen pagando todo. Si no logran canjear en un porcentaje alto, es esperable que se complique el escenario. En otras palabras, si no rollean, van a tener q reperfilar unilateralmente , dijo Chialva.

Por su parte, Paula Gándara, head de research de AdCap explicó que la demanda de instrumentos en pesos de corto plazo se extendería en la medida que continúe la actual estabilidad en el mercado local.

Los controles de capitales generan una demanda por instrumentos en pesos, que a su vez se encuentra alimentada por una suerte de ´balance´ entre la brecha cambiaria, el nivel de tasas, y las expectativas inflacionarias. La brecha entre el tipo de cambio oficial y el contado con liquidación es la medida de la presión a la dolarización y que, si bien ha alcanzado los valores máximos desde los nuevos controles, se mantienen en un nivel que resulta ´funcional´ para el buen desempeño del mercado local , afirmó Gándara.

Hacia adelante Gándara considera que el escenario más probable es que control de cambios mediante, continúe esta buena convivencia entre un mercado local en pesos activo y una presión a la dolarización controlada. De todos modos, señaló que para que el rally de los instrumentos en pesos es necesario ver una caída en las expectativas inflacionarias.

Tags relacionados