Sin demanda genuina, el BCRA aprovecha para acelerar compras

La autoridad monetaria embolsó ayer unos u$s 115 millones y lleva comprados alrededor de u$s 3.000 millones en el año. Los dólares de la soja acelerarían el nivel de las intervenciones a partir de las próximas semanas. En las pantallas de la city, el billete terminó estable en $ 4,39 y en las cuevas del circuito informal se cambió a $ 4,93

Rueda tras rueda, el Banco Central (BCRA) aprovecha para comprar dólares. Ante la ausencia de una demanda genuina, fruto de los controles y trabas a las importaciones, la mesa oficial se erige como único jugador del lado del BID (compra) en el mercado cambiario. En la jornada de ayer, por caso, se llevó cerca de u$s 115 millones en el contado del circuito mayorista en el que operan grandes jugadores como bancos y empresas. El dólar registró un avance de una milésima a $ 4,375, mientras que en las operaciones a futuro el contrato marzo fijó postura vendedora en $ 4,376 y de los vencimientos de fin de abril surgió $ 4,413. El volumen negociado alcanzó los u$s 387 millones entre los u$s 167 millones del MEC y los u$s 220 millones del MAE.
En las pizarras de la city porteña no se vieron cambios y el precio al público se mantuvo en $ 4,35 para la compra y $ 4,39 para la venta. Entretanto, en el segmento informal, el dólar blue como se denomina en la jerga al billete negro, se comercializó en las cuevas a un valor que rozó los $ 5.
La lectura en el mercado apunta a que el organismo dirigido por Mercedes Marcó del Pont aumentará el ritmo de intervenciones compradoras de cara a las próximas semanas, cuando se intensifiquen las ventas de divisas del sector agroexportador. La autoridad monetaria ya lleva comprados aproximadamente u$s 3.000 millones desde que comenzó el año y el stock de reservas aumentó casi u$s 1.000 millones. La diferencia se debe a que una parte fue utilizada para cancelar deuda. Como contracara, desde el campo liquidaron u$s 4.260 millones, según datos de la Cámara de la Industria Aceitera (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), actualizados hasta la semana pasada. Pero, las expectativas es que los dólares de la soja de la cosecha gruesa comiencen a ingresar con fuerza al mercado en los próximos días, lo que permitiría al Central aumentar su nivel de compras.
De cara a lo que vendrá todo hace suponer una oferta de dólares por parte de la exportación en buen nivel, lo cual muy probablemente obligará al BCRA y siguiendo sus parámetros de intervención administrada del mercado, a seguir comprando dólares para agregar a sus reservas. Un piso en $ 4,3740 puede ser un buen indicio a dos días del cierre de fin de mes que un broche cercano al $ 4,38 tenga una mirada complaciente de parte de la máxima autoridad bancaria del país, señaló en su informe diario Carlos Risso, CEO de Zonabancos. No obstante, en las mesas recuerdan que el año pasado la liquidación del agro, a contramano de campañas anteriores, se dosificó a largo de todo el año. Es decir que no hubo una concentración en un período específico como sucedía habitualmente, Si esto ocurre, sumado a las pérdidas que los productores sufrieron por la sequía se estiman entre u$s 1.500 y u$s 3.500 millones dificultarían el objetivo del BCRA, declarado por la misma Marcó del Pont de superar los u$s 9.000 millones, estimados también en el Programa Monetario.
Sin embargo, el precio internacional de la soja resulta una ayuda para paliar estos escenarios. Ayer, el commodity cerró en u$s 502 la tonelada, mientras que a principios de año su valor se ubicaba por debajo de los u$s 450. Las perspectivas es que el precio del yuyo irá en aumento.

Tags relacionados