Seis gráficos que indican que la economía estaría encontrando un equilibrio

De la balanza comercial y el resultado de cuenta corriente, a la evolución del déficit fiscal y los datos de inflación, algunas variables macro que mira el mercado parecen acomodarse

Tras la fuerte devaluación registrada este año y los ajustes macroeconómicos que llevo adelante el Gobierno, la economía busca un nuevo punto de equilibrio desde el cual comenzar a reconstruir la matriz productiva, que permita generar dólares, apuntando a crecer y terminar de pasar la crisis económica actual.

En las últimas semanas se han dada nuevas señales positivas de los ajustes en los desequilibrios externos y fiscales en noviembre.

Sabrina Corujo, directora de Portfolio Personal Inversiones (PPI) y el equipo de research de la compañía sostuvo que los datos percibidos en el mes (resultado comercial con Brasil, tarjetas de crédito en dólares, exportaciones de autos y los impuestos vinculados a la actividad) permiten confirmar que continuó el sesgo positivo en la corrección de los déficits de cuenta corriente y fiscal.

Balanza comercial

En una primera instancia, remarcan que la balanza comercial alcanzó superávits en septiembre y octubre tras 20 meses de déficits, reflejando la desaceleración en el gasto interno. “En el bimestre se registró un superávit comercial de u$s 295 millones promedio mensual. Esto implica una reversión de casi u$s 1100 millones, respecto al déficit comercial de u$s 775 millones promedio mensual de los 20 meses previos. Para noviembre estimamos una alta probabilidad de nuevo y mayor superávit comercial , sostuvieron.

Dentro de las causas que permitieron llegar a dicha reversión, desde PPI comentan que por un lado se redujo a un leve déficit bilateral con Brasil de u$s 4 millones, siendo el menor desde enero del 2017 (u$s 560 millones promedio mensual) y la caída del déficit se dio por nuevas bajas en las compras de Argentina.

Por otro lado, la industria automotriz (según ADEFA) continuó la caída de las importaciones de autos junto a una leve alza de las exportaciones que anticiparía que por segundo mes seguido habría superávit “medido en autos .

“En octubre y noviembre, el superávit de autos fue de 1452 y 3713 unidades respectivamente comparado al déficit de 28.800 unidades promedio mensual verificado desde diciembre 2016. Además, la caída de la producción local automotriz (17% internaual promedio en los tres meses) debiera llevar a menores compras de importaciones de autopartes , remarcaron.

En cuanto a la mejora en la balanza comercial, desde PPI sostuvieron que se verificaría una nueva alza leve de las exportaciones aunadas a muy similares importaciones respecto al bimestre previo; consecuentemente podría estimarse mayor superávit comercial. “El resultado comercial de noviembre se conocerá el próximo 19 de diciembre y, de forma acumulada a octubre, el déficit comercial alcanzó u$s 6400 millones y cerraría el año (2 meses de superávit) en el orden de u$s 5500 millones. Mirando hacia adelante, para el próximo año, se proyecta que el saldo comercial superaría u$s 5000 millones .

Cuenta corriente

Otra de las variables positivas en cuanto la corrección de los desequilibrios macro es la del déficit de cuenta corriente. Dentro de los factores que explican la mejora, desde PPI apuntan que continuó cayendo el uso de las tarjetas de crédito en dólares, con una baja del 50% interanual.

“La caída anticipa que continuará la contracción en el déficit neto de viajes y turismo, explicándose por menores egresos de viajes al exterior de los argentinos respecto a mayores ingresos de extranjeros al país. En 35 meses de la gestión Macri, el déficit de turismo fue de u$s 925 millones mensuales cayendo a solo u$s 500 millones en los últimos dos meses , destacaron.

Cuentas públicas

Para los analistas de PPI, la perspectiva del déficit fiscal es positiva.

“La recaudación de noviembre creció 34% interanual y menor a la inflación proyectada del 48% interanual. Mirando hacia adelante entendemos que, en cuanto a la evolución de los recursos, la misma continuaría siendo mayor que la evolución esperada de los gastos. Además, se estima que los ingresos superarían en 4 puntos porcentuales a los egresos , evalúan.

Inflación

Esta semana se conoció el dato de inflación y en la que se supo que la misma cayó con fuerza en noviembre, aunque sigue siendo muy alta.

El equipo de Research de Grupo SBS sostuvo que los indicadores de alta frecuencia apuntan a una desaceleración en el margen y, mirando hacia adelante, esperan un 48,5% de inflación en 2018 y anticipan una caída a 30,5% en 2019.

Desde Grupo SBS resaltaron que los datos de inflación de noviembre mostraron una mejora sensible respecto del bimestre septiembre-octubre, pero todavía permanecieron en un nivel muy elevado. Desde la compañía entienden que, más allá de que la inflación sigue en niveles altos, la evolución subyacente apunta a una importante desaceleración en el margen.

“Los datos de alta frecuencia de precios que seguimos apuntaron a una nueva baja de la inflación en la segunda quincena de noviembre e indican que la desinflación sigue su curso, por lo que el nivel núcleo podría romper el 3% mensual en el corto plazo .

Haciendo un balance de los primeros meses de la nueva política monetaria, para el equipo de Grupo SBS, estos fueron bastante exitosos y los cambios introducidos están anclando las expectativas y que lo peor pudo haber pasado.

“Los indicadores relativos al anclaje de expectativas sugieren que en agosto se llegó al peor momento en términos de confianza. A partir de entonces, comenzó una recuperación bastante marcada que apunta que el BCRA está volviendo a anclar las expectativas, poniendo un freno al deterioro pero todavía sin lograr que la inflación esperada baje significativamente. Reflejando las mejores perspectivas, la dinámica de las tasas en las últimas semanas volvió a apuntar que las expectativas de inflación de corto plazo estarían bajando, aunque con menos fuerza que antes , remarcaron.

Por último, en el informe de Grupo SBS anticipan un impacto contundente de la nueva política monetaria a partir del segundo trimestre del año que viene, con una "fuerte desinflación" que llevaría el total anual del 2019 al 30,5% anual.

Tags relacionados