Qué hace falta para que reboten las acciones

Analistas del mercado consideran que resulta clave ver una estabilización del riesgo país para que los papeles ensayen una recuperación mayor. Del optimismo a la cautela.

En la última semana, los seguros contra default descendieron desde los 700 puntos hasta los 630 actuales. Esto implica que los bonos registraron una recuperación, permitiendo que las tasas compriman a la baja en promedio 100 puntos. Puntualmente, hubo una baja de las tasas de interés del Bonar 20, pasando de niveles superiores a 9% a los actuales 8%. El Bonar 24 supo rendir hace una semana niveles cercanos a 11,5% y actualmente opera con 9,2% de Tir, mientras que la parte larga de la curva, el Bonar46 pasó de rendir 10,6% a los actuales 9,7%. Dentro de dicho rebote de los bonos, el Merval pudo levantar cabeza, cerca de los mínimos del año y con una baja suprior al 50% en términos de dólares en lo que va del año.

La pregunta clave hacia adelante es ver determinar si el rebote en los bonos podría llegar a anticipar una recuperación en la renta variable, al menos de corto plazo.

Juan Pablo Vera, jefe de operaciones de Tavelli y Cia sostiene que tiene sentido (y en general es así) que las tasas de títulos públicos tengan cierta correlación con los índices accionarios ya que, en definitiva, compiten por el mismo capital que busca destino de inversión (más allá de su diferente riesgo y características). “En realidad es la TIR de los bonos la que debería ir por delante de los retornos de la renta variable, marcando el ritmo , analizó.

Vera recordó además que el rally que se vio en enero del Merval buscando los 1800 dólares, encontró al bono DICA rindiendo 6,5% y a partir de allí se generó un desplome en sintonía.

“En la actualidad, tras tocar máximos de +12% en su TIR recientemente, el Discount USD AR ensayó un fuerte repunte que el Merval Argentina aún no vio. Por ello entendemos que, tasas razonables en títulos públicos son condición necesaria para permitirle a las acciones ensayar también una recuperación sostenida , apuntó.

Por último, el jefe de operaciones de Tavelli subrayó que  si bien “se ve como la TIR de un bono emblemático para el inversor local como el DICA se movió en sintonía con el Merval en moneda dura en distintos momentos, pero en otros pareció disociarse .

Por su parte, Nery Persichini, gerente de Inversiones de GMA Capital agregó que aunque la recuperación de los bonos de las últimas jornadas fue importante, también el mismo fue parcial.

“Los títulos están cotizando debajo de las paridades de hace 15 días, antes del shock de Turquía y de que brotaran dudas sobre la solvencia argentina. Actualmente no vemos drivers de corto plazo para que los bonos se recuperen todavía más. Sobre esto, deberían aparecer noticias rutilantes que despejaran la incertidumbre tanto sobre el cumplimiento del programa financiero de 2019 como sobre las elecciones del año que viene , analizó.

En cuanto a las acciones, planteó que el malhumor es evidente tras el recorte de las estimaciones de crecimiento ya que se daría "la maldición de los años pares".

El mercado espera una recuperación de sectores puntuales.

De mediano plazo, podría haber una recuperación en sectores puntuales beneficiados por una mayor competitividad-precio de la economía (exportadores) y de la recomposición tarifaria en energía y gas , explicó.

A modo de conclusión, Persichini entiende que el salto parcial de los bonos no tiene la fuerza suficiente para traccionar las acciones.

Con una línea igual de cautelosa pero apenas un poco mas optimista, Guido Macchi, operador de Macchi Valores considera que los precios del martes pasado pudieron haber mostrado un piso en el precio de los bonos en dólares.

“Fue muy buena la recuperación de los bonos, pensando en lo que valían el lunes y martes pasado, pero también creemos q todavía falta mucho para que las acciones empiecen a recuperar de manera sostenida", evaluó.

También sostuvo que “se debería alcanzar un riesgo país abajo de 500 puntos, y recién cuando  esto suceda, ahí veremos una fuerte recuperación en el precio de las acciones. Hoy Argentina tiene un problema de confianza enorme, tanto interna como externa, esa confianza se recupera con tiempo y con pasos firmes. Eso necesita hoy Argentina .

Desde Macchi Valores destacan que los volúmenes operados en renta fija la última semana fueron muy altos y que seguro estuvieron relacionados con el desarme de Lebac y la dolarización de las carteras, ante un escenario de baja de tasas en pesos.

"Sería bueno que el Gobierno emita un bono en pesos con cupones mensuales, ya que mucha gente tiene sus ahorros invertidos en Lebac y vive de rentas", propuso Guido Macchi.

“Creo q sería bueno que el Gobierno emita un bono en pesos con cupones mensuales ya que mucha gente tiene sus ahorros invertidos en Lebac, y vive de esa renta. Algunos son jubilados, otros desempleados y depositaron allí los pesos que cobraron de sus respectivas actividades , opinó.

Ramiro Marra, director de Bull Market Brokers remarcó que los bonos siempre son el primer anticipo a la suba de las acciones. “La recuperación en el mercado accionario generalmente empieza por las acciones bancarias, luego el resto del panel Merval y luego se traslada al resto de las cotizantes. Actualmente vemos al mercado que está cerrando un des arbitraje entre los bonos y acciones , detalló.

Al igual que el resto de los analistas, Marra mantiene la vista puesta en el riesgo país argentino y entiende que lo importante es que el indicador baje a al menos de 650 puntos, ya que recién a partir de allí es cuando se va a empezar a ver una mayor recuperación en las acciones locales.

 

 

Tags relacionados