LOS ECONOMISTAS COINCIDEN EN QUE EL OBJETIVO DE LA MEDIDA ES CONSEGUIR FINANCIAMIENTO PARA EL DÉFICIT

Preocupación en la City por la nueva garantía de depósitos que invierte en títulos públicos

Por decreto se modificó el Fondo de Garantía de los Depósitos de los bancos: ahora casi el total se invertirá en títulos públicos. Para los especialistas fue una muy mala decisión

Los principales economistas de la City porteña mostraron inquietud por los cambios en el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), ya que a partir de ahora los depósitos de los bancos tendrán como respaldo a los título públicos, con el único objetivo de financiar el déficit.

"Obviamente este cambio es para sumar plata y tener más demanda de bonos", resumió el ex secretario de Finanzas y director de Quantum Finanzas, Daniel Marx. En la misma línea, el economista jefe de Orlando Ferreres, Fausto Spotorno, comentó que de esta manera el gobierno "entrega los títulos y se lleva los pesos para financiar al Tesoro", con el agravante de que, si un banco cae en medio de una crisis, los bonos no van a servir como seguro porque también van a estar afectados al contexto.

"Si hay corridas, los bonos se derrumbaran. El día que los tenés que usar no sirven para nada", señaló Spotorno. Asimismo, aclaró: "Ahora el seguro solo sirve si llega a caer un banco por un mal manejo del negocio de los directivos, en medio un clima de normalidad del sistema financiero".

Según el decreto 1653/2015, publicado el viernes en el Boletín Oficial, "los recursos del FGD serán invertidos en títulos públicos nacionales, sean en moneda nacional o extranjera, en un porcentaje de su cartera no superior a la proporción de los depósitos en moneda local en el total de colocaciones a la vista y a plazo del sistema financiero; y en activos externos elegibles para las inversiones de las reservas internacionales del país". Además se modificó el artículo 10 del decreto 540 del 12 de abril de 1995, que establecía que los recursos del FGD podían ser invertidos en condiciones similares a las fijadas para la colocación de las reservas internacionales de divisas del Banco Central (BCRA).

En la City recordaron que a fines de la década del 90 se modificó el criterio de inversión, era un 50% en bonos y un 50% en dólares, dado que la moneda estadounidense, como activo externo, servían como refugio en caso de crisis. Ahora, "el equivalente al porcentaje de depósitos en moneda nacional sobre el total" que aclara el decreto representa un 96% de inversión en títulos públicos.

El último dato publicado por la compañía Seguro de Depósitos Sociedad Anónima (Sedesa) es del 30 junio y se informa un saldo disponible del Fondo de poco más de $ 20.000 millones. Como lo viene haciendo, Sedasa presentará todos los meses al público el saldo del Fondo y a la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias dependiente del BCRA, la composición de las inversiones y el saldo del mismo.

"Cuando se creó Sedesa la idea era que no tuvieras mucho riesgo para diversificar la calidad de la cartera. En cambio, ahora esta modificación significa que el que asegura los depósitos de los ahorristas es el estado", subrayó el director de la consultora Econviews, Miguel Kiguel. "Si el Fondo invierte en bonos del gobierno, el estado es el que está garantizando indirectamente los depósitos", agregó.

En esa línea, Kiguel dijo que Sedesa pasó de ser una entidad público-privada, a "una prácticamente del estado".

Así, este giro hará que aumente la demanda de títulos públicos y el gobierno tendría solucionada la búsqueda de un comprador. "Ahora ya hay un comprador cautivo", expresó el director de Econviews.
Las percepciones de los economistas son avaladas por lo que ya sucedió el año pasado. En octubre de 2014 el Fondo de Garantía de los Depósitos tuvo que comprar, por orden del gobierno, $ 2.400 millones del bono que el Tesoro había colocado uno semana atrás a dos años por $ 10.000 millones para completar la suscripción de los bancos privados, el Banco Nación y Anses, también para financiar el déficit fiscal.

Tags relacionados