Por las altas tasas, aparecen oportunidades de bonos en dólares

El derrotero del mercado argentino en este 2018 deja una larga lista de perdedores tanto para aquellos que intentaron llevar a adelante estrategias de carry trade con Lebac (que al día de hoy pierden 15% en dólares), así como para las acciones que pierden más del 35% en dólares desde febrero y con los bonos de corto y mediano plazo viendo sus paridades caer entre 4% y 12%, mientras que los títulos largos perdieron casi un 20% de su valor en 5 meses. La curva en dólares acusó un duro golpe por partida doble: no solamente hubo un desplazamiento hacia arriba de los rendimientos sino un aplanamiento por la fuerte suba de la parte corta de la curva. Por ello, en un mercado golpeado, hacer un análisis de la actualidad resulta clave para detectar oportunidades de inversión y recomendaciones de los especialistas.

En un informe elaborado por los analistas de PUENTE, y enviado a sus clientes, señalan que en un contexto internacional de volatilidad el rendimiento del bono del Tesoro de EE.UU. a 10 años cayó -4pb durante la semana pasada, dada la migración de los capitales hacia activos de menor riesgo, mientras que el bono de referencia de Argentina al mismo plazo se vio impactado de forma negativa ampliando spreads por 62pb. “A pesar de la baja circunstancial en la tasa de interés del bono del Tesoro de EE.UU. a 10 años, los bonos soberanos y provinciales se han visto impactados, en un contexto donde aún no se disipan los riesgos y la incertidumbre a la espera del acuerdo con el FMI. Es por esta razón que seguimos viendo conveniente la sobre-ponderación de bonos de corta duración en dólares, o Letes, con el objetivo de proteger el capital . Desde el lado operativo, en el informe señalan que “la exposición a estos instrumentos se puede llevar a cabo de forma más diversificada a través del Fondo MegaINVER Renta Fija en dólares y MegaINVER Ahorro en dólares .

En un informe elaborado por GMA Capital y firmado por Nery Persichini, Gerente de Inversiones de GMA Capital agrega que a pesar de que el escenario luce desalentador para los activos locales producto de la fuerte baja de las últimas semanas, consideramos que nos encontramos ante una oportunidad en la renta fija dolarizada. “Si ponemos en perspectiva el atractivo de la curva en dólares vemos que por un lado, las exigencias del FMI en torno a una mayor competitividad de la economía se concretarían, en el corto plazo, con un tipo de cambio nominal más alto. Por esto, las posiciones en moneda dura, a nuestro criterio, son las que deberían monopolizar toda cartera de inversión en este 2018. En segundo término, los rendimientos actuales son muy seductores frente a lo que estábamos acostumbrados. Es decir, estos niveles de tasas en la parte media, aunque hablan de riesgos no menores, también son una oportunidad vista desde el exterior , señala el Gerente de Inversiones de GMA Capital.

Finalmente, desde el lado operativo, Persichini destaca en el informe que “bajo estos supuestos, por todo concepto, no sería descabellado que, hacia fin de año, podamos ver un descenso de 75 bps en los rendimientos argentinos que produciría mejoras de paridades de 1,93% (AA21), 2,18% (AY24), 2,72% (CO26) y 5,31% (DICA). En el caso del CO26, por ser un bono provincial, la compresión podría ser mayor en un escenario positivo debido a que la corrida cambiaria amplió el margen sobre el soberano desde 50 bps a 110 bps. Adicionalmente a las eventuales ganancias de capital, el devengamiento de tasa propio sumaría en los próximos 7 meses entre 4% y 5% de rentabilidad en dólares en los bonos más cortos y 6,7% en el caso del DICA. Con todo, el retorno total anual de la estrategia con estos bonos podría oscilar entre 10,4% (AA21) y 21,6% (DICA) según el riesgo de duration aceptado .

Nicolás Laplacette, operador de Buenos Aires Valores resalta que “esta descontado que se anuncien mayores detalles sobre el acuerdo con el FMI y también se nota una cierta expectativa creciente sobre la re categorización a emergente . El operador también señala que lo que se ha estado viendo en las últimas jornadas es una mayor demanda sobre los bonos a tasa fija (BOTE) y una veta de bonos que ajustan por Cer. “Si bien llama la atención, significa un reacomodamiento de careras y que bancos internacionales paguen bonos a tasa fija implica también una buena señal porque se está creyendo en el nivel de tipo de cambio . Además, Laplacette entiende que con el acuerdo del FMI de cara a las próximas horas y con la renta fija rindiendo por encima de 8% se presenta un contexto de buenas oportunidades para los bonos más largos. “Buscaría un posicionamiento en bonos un poco más largos de, a poco, como el caso del DICA y quizá en menor medida el Century. Veo el Bonar2037 como una buena oportunidad. Es decir, alargaría duration de cara al acuerdo pero de a poco ya que la situación macro-financiera de fondo todavía no está del todo clara. Finalmente, en donde si aprovecharía la caída es en el mercado renta variable que sufrió una muy fuerte caída y veo a la caída de los bancos como una oportunidad de compra .

Juan José Vázquez, Head of Research de Cohen señala que “considerando datos al cierre del 01-06-18 estamos en niveles de riesgo país de 515 puntos similares a los alcanzados en Dic-16 (antes de conocerse los resultados de la exteriorización de capitales) y durante el 1Q16 (momentos en que Argentina continuaba en default y comenzaba este proceso de cambio) . Desde Cohen son optimistas en cuanto a la evolución de los activos financieros locales, creemos que como mínimo la curva de rendimiento de bonos soberanos en dólares debería converger a la de sus pares con calificación B+ según S&P´s (implicando una mejora de hasta 50 puntos en el tramo medio y largo promedio) una vez conocido el programa con el FMI.

Desde el lado de las inversiones, Vázquez recomienda que “en lo que son activos de renta fija en dólares para clientes conservadores vemos atractivos los bonos AA21 y AY24. Otras opciones que vemos atractivas con un poco más de riesgo son el DICA/ DICY, y los bonos provinciales PBJ21, PBF23, PBM24 (Prov de Bs As), CO21D y CO26 (Prov de Córdoba) y PMY24 (Mendoza). Todas estas opciones cuentan con una duration inferior a los 7 años. En cuanto a los instrumentos en pesos, dado el TCRM alcanzado luego de la devaluación y el acuerdo con el FMI, esta presión alcista sobre el dólar por desarme de posiciones en pesos (con LEBAC negociándose en 39,35% / 40,3% en los tramos cortos) debería disminuir en el corto plazo. Sugerimos mantenerse en instrumentos líquidos y cortos como Lebacs cortas o e AF19.

En un informe enviado a sus clientes, los analistas de Balanz Capital consideran que la volatilidad continuará siendo un factor predominante en el mercado local, además que los hechos en el mercado internacional siguen constituyendo un variable que aumenta notablemente las fluctuaciones en los títulos argentinos. “Es por eso que continuamos recomendando mantener una postura conservadora en el armado del portfolio, posicionando mayor porcentaje en instrumentos en moneda dura. Sin embargo, para aquellos inversores que quieran exposición en moneda local, sugerimos aprovechar los altos rendimientos ofrecidos por las LEBAC, actualmente en niveles de 38% - 40,05%. Cabe mencionar como otro vehículo de acceso a dichos instrumentos el fondo Balanz Capital Ahorro ofreciendo una TIR técnica de 45,37% y duration de 0,27 años. Dentro de los instrumentos de renta fija continuamos sugiriendo posiciones dentro del tramo corto . Entre bonos puntuales, los analistas del fondo destacan el Global 2021 (TIR 6,32% y duration 2,60) que desde un análisis comparativo con el A020 y el AY24 está tradeando por encima del promedio de las ultimas 260 ruedas sin embargo este bono cuenta con lámina mínima de 150.000 nominales. En caso de no alcanzar la lámina, recomendamos el AO20 (TIR 5,76% duration 2,13) , cierra el equipo de Research de Balanz Capital.

Finalmente, Gustavo Cañonero Head Strategist y Partner de SBS Fondos destaca con un acuerdo que aparentemente conservaría cierto margen de maniobra para mantener el gradualismo fiscal, consideramos que es un momento adecuado para comenzar a (cautelosamente) incrementar la exposición al riesgo. “Entre los activos en renta fija en dólares vemos mejores perspectivas para el tramo largo de la curva soberana, especialmente teniendo en cuenta que los spreads parecieran haber sobre-reaccionado a los acontecimientos recientes, incluso en un escenario en que se espera que las principales variables comiencen a dotar al proceso actual de una mayor sustentabilidad. De hecho, fue tan significativo el selloff que el EMBI Argentina cerró la semana pasada en 515 unidades, nivel que no visitaba desde diciembre 2016 , indica.

En esta línea, Cañonero resalta que el mercado de activos en pesos sigue mostrando todavía una volatilidad considerable y favorece la inversión en LEBACs de muy corto plazo como instrumento con buena relación entre rendimiento relativo y volatilidad, a la vez que vemos una buena oportunidad de apostar al tramo corto de la curva CER con tasas reales en el rango 8%-10%.

“En nuestro universo de fondos resaltamos el Franklin Templeton SBS LATAM FIXED INCOME USD FCI para aprovechar la oportunidad que vemos en el tramo largo de la curva argentina Con el beneficio adicional de un manejo activo de riesgos. Asimismo, el SBS PESOS PLUS luce como un excelente vehículo para maximizar la apuesta a los pesos y las tasas altas de corto plazo, mientras que para aquellos que tienen una visión más constructiva, y una mayor tolerancia a la volatilidad hasta que aclare el escenario, el SBS ACCIONES ARGENTINA sobresale como un buen vehículo para aprovechar valuaciones de acciones locales post-corrección cierra el Head Strategist y Partner de SBS Fondos.

Tags relacionados