Para los comercios, el costo de vender en 12 cuotas ya roza el 200%

Las dos principales gerenciadoras de plásticos del país, Prisma y First Data, volvieron a actualizar la tasa que le cobran a los comerciantes por ofrecer planes en cuotas. Es la segunda suba en menos de 40 días. Con tasas que llegan al 90%, se dispara el costo financiero y hay traslado a los precios finales

Las épocas del financiamiento barato al consumo quedaron atrás. En la Argentina de las tasas récord, las dos principales gerenciadoras de tarjetas de crédito volvieron a subir el costo que tiene para los comercios ofrecer pagos en cuotas.

Con los nuevos valores, pagar cualquier compra en tres veces le implica al comercio un costo financiero total que llega al 181% del valor de la venta. Y la financiación en 12 cuotas, la favorita para las compras de electrodomésticos o viajes, implica un costo para el comerciante de 196%.

La semana pasada, las dos principales gerenciadoras de plásticos en la Argentina, Prisma y Fisrt Data, anunciaron a sus socios los nuevos valores. La última vez en que se habían modificado estos precios fue a principios del mes pasado.

En ese momento, la tasa nominal anual (TNA) para ventas en dos cuotas, en el caso de First Data, la firma que aglutina las operaciones de Mastercard, Diners, Argencard y Cencosud, llegó al 65%. Cuarenta días después, esa tasa se elevó en 25 puntos a 90%.

Algo similar ocurrió con Prisma, la controlante de Visa, que tras elevar las tasas para los comercios en septiembre, anunció esta semana nuevos costos para sus clientes.

Para las ventas de entre dos y seis pagos, la tasa llega al 80% y se eleva al 90% para planes de entre seis y 12 cuotas.

Si bien los comercios son los que deben pagar estas tasas, que no llegan a priori al consumidor final, en muchas ocasiones los primeros trasladan a los precios el costo financiero de estos servicios.

En este contexto, cobran relevancia los planes de financiamiento impulsados por el Gobierno: Ahora 3, Ahora 6 y Ahora 12, que tendrán vigencia hasta fin de año.

Aunque las compras con este programa, que apuntan a productos de fabricación nacional, tienen un interés subsidiados, el Ministerio de Producción hizo frente a la "supertasa" de referencia de la economía y subió en los primeros días de octubre, el costo financiero de estas ventas de 34% a 44%, para el caso de planes de tres pagos.

"Este encarecimiento del financiamiento inevitablemente se traduce en los precios", comentó una fuente del mercado. Por ejemplo, los $1000 de una venta al contado le representan a un comercio unos $1131 si esta es financiada en tres cuotas con Visa y hasta $ 1148 si se hace en el mismo plazo con Mastercard.

En cambio, si entra dentro del Plan Ahora 3 del Gobierno, le implica al comercio un cupón de $1052. Así que para ofrecer "pagos sin interés", una de las muletillas favoritas de los consumidores en los últimos años, los comercios deben "inflar" sus precios, de forma de hacer frente a los costos del financiamiento.

La relación entre los plásticos y los establecimientos que operan con estos se ha vuelto a tensar en los últimos días.

Esta semana, la Cámara Argentina de Comercio (CAC), elevó una queja formal contra ambas compañías, por los plazos que se toman para liquidarle a los negocios el dinero de las ventas.

Anteriormente, empresarios de estaciones de servicio, habían amenazado con denunciar a Prisma en Defensa de la Competencia por abuso de posición dominante en el mercado.

Tags relacionados
Noticias del día