LOS ANALISTAS SOSTIENEN QUE LA EMISIÓN DE U$S 3.000 MILLONES OTORGA MAYOR LIQUIDEZ A CORTO PLAZO

Para la City, la adhesión al canje del Boden se ubicaría por encima del 50%

La sensación que tienen en el sector financiero con esta medida es que si bien es una buena señal, podría servir como estrategia de no negociación con los holdouts

El anuncio de adelantar casi un año el pago del Boden 15 provocó un shock de confianza en la City porteña. Fue visto como un mensaje muy positivo hacia el mercado, más allá de cuántos acepten el pago anticipado o el canje.


Si bien el canje a Bonar 24 o la oferta de pagar u$s 97 van a tener poca tracción a los precios actuales, le ponen un piso a los precios. Además, la emisión de u$s 3.000 millones otorga mayor liquidez a corto plazo.


El punto negativo que observan en el sector es que, con esta medida, parecería que no van a arreglar con los holdouts. De lo contrario, emitirían en ese momento a 6% en lugar de ahora a 10%. "Son buenas noticias para el mercado porque crean confianza. Tanto el piso que le ponen al 2015 y el posible o eventual aumento de la emisión del 2024, que se iría convirtiendo en el más atractivo para los inversores. Lo importante que esto da confianza, y con confianza el mercado se diversifica. El inversor, cuando está tranquilo y con confianza, no quiere que lo rescaten, sino seguir invertido. Eso va posibilitando la vuelta de Argentina a los mercados voluntarios de deuda", dice el agente bursátil Julio Macchi.


Calculan que más de la mitad de los tenedores del RO15 están en manos de fondos que administran el dinero de pensiones, compañias de seguro o individuos regulados por normas de los Estados Unidos. Si el precio sigue arriba del valor del canje, esperarán al vencimiento para resolver los pasos a seguir. En tanto, inversores institucionales locales tienen entre u$s 1.000 y u$s 1.500 millones (los bancos sólo u$s 500 millones, por el limitante a la tenencia de moneda extranjera, y podrían ser inducidos por el gobierno a entrar al canje), mientras la Anses sólo tiene u$s 165 millones.


"Para grandes inversores que tengan mucha posición de Boden 15 y deseen salir, el bono no tiene liquidez para hacerlo por el mercado, entonces aceptar salir a u$s 97 es una muy buena alternativa. Lo mismo con el swap por el 2024: se pierde un poco, pero si se piensa que Argentina va a andar bien, se canjea un bono por otro en grandes volúmenes que por mercado secundario no se podría por la falta de liquidez", revela un reporte del Banco Mariva.


Pedro Cristiá, gerente de First, cree que sólo algunos particulares o pequeños ahorristas pedirán el pago adelantado, para quienes un bono al 2024 pueda quedarles largo y prefieran reinvertir los dólares en el Bonar X. Ergo, cree que la adhesión al canje puede ser mayor al 50%. "Un rendimiento del 9,5% anual en dólares lo tomo como muy atractivo, y no veo a Argentina incurriendo en un default en los próximos años".


Alejo Costa, de Puente, coincide en que muchos inversores con tenencia de Boden15 lo encuentran atractivo por el alto rendimiento, en un contexto donde el riesgo no es tan alto como sugiere su retorno: "Ante la oferta del canje o la recompra a u$s 97, muchos van a preferir quedarse el bono, porque consideran que su valor está arriba de la oferta del gobierno".


Para Rafael Di Giorno, de Proficio, los institucionales van a terminar metiéndose a alguno de los canjes: "La opción de salir a u$s 97 no te agrega nada, ya que es lo mismo que vender el título en el mercado. Sin embargo, dado que los institucionales y organismos públicos van a entrar el canje, despeja el calendario de vencimientos de 2015, con lo que el riesgo del RO15 baja. De fondo, estás rolleando deuda para adelante en un año que a priori lucía ajustado en términos de vencimientos. Sobre todo en un escenario en el que no parece que vayan a arreglar con los holdouts".


Ezequiel Asensio, de Balanz, opina que no hay alternativas de inversión por ese plazo (2015) a esa tasa: "Los que rinden igual o mejor son mucho más largos".

Tags relacionados
Noticias del día