Para el Financial Times, los bonos argentinos "vuelven a estar en problemas"

El diario británico destaca que los bonos soberanos del país comenzaron a cotizar este mes y "ya cayeron a niveles de angustia". Se trata del peor comienzo de una reorganización de deuda de un mercado emergente en dos décadas.

Los bonos en dólares recientemente reestructurados por la Argentina se desplomaron a menos de un mes de cerrado el acuerdo con los acreedores de la deuda. Esto sucede a medida que crecen los temores sobre la salud económica del país.

El 31 de agosto, Argentina obtuvo la aprobación casi unánime de sus tenedores de bonos para reestructurar $ 65 mil millones de deuda externa después de meses de discusiones. Los bonos soberanos del país comenzaron a cotizar este mes y ya cayeron a niveles de angustia.

Un bono, que vencerá en 2030, se cotiza ahora a aproximadamente 40 centavos por dólar, habiendo debutado a principios de este mes a poco más de 50 centavos. Otros aproximadamente $ 20 mil millones en bonos con vencimiento en 2035 cayeron a 35 centavos por dólar la semana pasada. Ahora ronda los 37 centavos.

Según los cálculos de Morgan Stanley, el rendimiento inicial es el peor para los bonos de mercados emergentes recientemente reestructurados en los últimos 20 años.

"Estamos un poco sorprendidos por la medida", reconoció Carl Ross, socio de la administradora de fondos GMO, que participó en las negociaciones.

"Un curso normal de los acontecimientos es que después de que un país reestructura su deuda, por lo general está en un mejor camino", resumió.

Otro inversionista de deuda de mercados emergentes, que pidió no ser identificado, calificó la venta masiva como "sin precedentes", y agregó: "Nunca había visto algo como esto en el que el país se reestructura y tan pronto después, vuelve a estar en caliente agua a pesar de que no tiene pagos de deudas desde hace algunos años .

Bajo los nuevos términos, Argentina no enfrenta reembolsos considerables de la deuda durante los próximos cuatro años. Los pagos de tipos de interés también se redujeron de un promedio del 7% a alrededor del 3%.

En conjunto, el acuerdo supuso un alivio de la deuda de u$s 38.000 millones durante la próxima década.

Los problemas económicos de Argentina hacen que las empresas huyan pesar de este alivio, los inversores se sintieron cada vez más perturbados por el enfoque del Gobierno para gestionar la economía, que se derrumbó a medida que avanza el brote de coronavirus.

Aunque los funcionarios esperan que la economía se contraiga más del 12% este año, también pronostican un repunte del 5,5% el próximo.

"Todavía queda mucho trabajo por hacer en términos de implementación de un marco económico que inspire confianza no solo en los tenedores de bonos, sino también en la población local", señaló Graham Stock, estratega senior de BlueBay Asset Management, que fue parte del mayor grupo de acreedores junto con BlackRock.

Los economistas expresaron su preocupación por la creciente brecha entre los tipos de cambio oficiales y paralelos del país, que se abrió tras la imposición de controles de capital el año pasado. A principios de este mes, Argentina endureció los controles de capital para proteger su menguante stock de reservas netas de divisas, que se desplomaron a aproximadamente u$s 5.000 millones, según estimaciones de Portfolio Personal Inversiones.

 

La medida fue calificada de "draconiana" por Federico Kaune, director de renta fija de mercados emergentes de UBS Asset Management. Algunos temen ahora otra devaluación  del peso argentino  en el mediano plazo.

Shamaila Khan, jefa de estrategias de deuda de mercados emergentes en la administradora de activos AllianceBernstein, planteó que las próximas conversaciones con el FMI obligarían al Gobierno a ser más "transparente" sobre sus planes para estabilizar la economía y promover el crecimiento.

El Fondo prestó a Argentina u$s 44.000 millones como parte de un paquete de rescate récord de u$s 57.000 millones en 2018 y sus funcionarios están planeando una visita al país a principios del próximo mes. Hasta que se alcance un nuevo acuerdo con el FMI, los inversores esperan que los bonos en dólares de Argentina sigan bajo presión.

“Nadie quiere pararse frente a un tren en movimiento , señaló Edwin Gutiérrez, director de deuda soberana de mercados emergentes de Aberdeen Asset Management.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios