FLEXIBILIZAN LA VENTA DE LAS CARTERAS DE PRÉSTAMOS EN EL MERCADO DE CAPITALES

Otorgan más facilidades a los bancos para fondear los hipotecarios UVA

Podrán vender en el mercado su cartera de préstamos hipotecarios en fideicomisos de la misma duración que los créditos. Se facilita el fondeo de los créditos

Se flexibilizó el mecanismo de securitización de hipotecas, que consiste en que los bancos puedan "empaquetar" su cartera de préstamos y venderla en el mercado mediante un fideicomiso. La duración de dicho instrumento estaba limitada a 30 años pero ahora podrá extenderse por todo lo que duren los préstamos vendidos al mercado.

Se trata de una modificación normativa que realizó la Comisión Nacional de Valores (CNV) sobre la securitización de hipotecas que fue autorizada por la Ley de Financiamiento Productivo. Esta alternativa apuntaba a mejorar el fondeo de los préstamos que ajustan por inflación, que despegaron con fuerza en 2017, sin un crecimiento equivalente de los depósitos UVA. Mientras que los hipotecarios pueden llegar a financiar la compra de una vivienda en 30 años, los depósitos UVA tienen un plazo mínimo de 90 días. La securitización busca que los bancos hagan coincidir los plazos al ceder al mercado su cartera de préstamos por un plazo de duración similar. A cambio, la entidad paga una tasa y los inversores cobran las cuotas que pagan los tomadores.

Hasta ahora, solo Banco Hipotecario realizó un securitización, en abril de este año. En ese caso, colocó un fideicomiso con títulos respaldados por créditos hipotecarios UVA por un monto de $ 440 millones divididos en tres tramos, de 3, 6 y 10 años (por recomendación de la calificadora de riesgo este último tramo se lo quedó el propio banco, a través de certificados de participación). La entidad pagó una tasa de 4,75% para el tramo más corto y de 5,5% para el de 6 años. La cartera securitizada se componía de préstamos hipotecarios a unos 15 años de duración que, al término del fideicomiso volverán al banco.

Los hipotecarios desaceleraron fuerte su crecimiento real en los últimos dos meses como consecuencia del salto del dólar. Entre agosto de 2017 y abril de este año, las líneas para compra de viviendas se mantenían con una suba desestacionalizada mayor al 6%. En cambio, el mes pasado el stock financiado solo se incrementó un 3,3% en términos reales.

Por otra parte, en la CNV ya aprobaron un programa de Banco Ciudad que incluye la securitización créditos generales e hipotecarios en UVA. Pese a ello, ni la entidad porteña ni sus colegas salieron a vender sus préstamos en el mercado. En un banco, confesaron: "Muchos no securitizaron porque la tasa a la que se otorgaban los préstamos no era rentable. Ahora sí lo es, porque está alrededor de UVA + 8,5% o 9%, pero la demanda cayó por el hueco del ascensor".

Otra cuestión que desincentivó la colocación fue la turbulencia financiera de las últimas semanas. "Muchos de los compradores de estos fideicomisos son los fondos comunes de inversión, que tuvieron muchos rescates y hay que esperar un nuevo punto de equilibrio", dijeron en otra entidad.

Antes de que se implementara la securitización, algunos bancos habían optado por colocar deuda en UVA. El pionero en la deuda UVA fue Banco Provincia, que emitió en 2017 un título por $ 1032 millones a un plazo de 36 meses con una tasa fija 2,5% en abril pasado. El Hipotecario, por su parte, colocó en mayo del año pasado tres series de ON ajustables por inflación a 18 y 36 meses y recaudó más de $ 1400 millones.

Tags relacionados
Noticias del día