Morgan Stanley espera que el Central amplíe sus compras y baje el techo de la banda

Morgan Stanley prevé que el BCRA estire a u$s 100 millones diarios su límite y reduzca la pendiente de la zona de no intervención. Sugiere además como estratégica la compra de reservas.

El dólar arrancó el año estable, manteniéndose en el piso o por debajo de la zona de no intervención, empujando a que el Banco Central compre divisas y amplíe las reservas. Al no esterilizarlas, vuelca pesos en la calle y empuja la tasa a la baja. La Leliq se sitúa en torno al 52% y la tendencia se incrementó en las últimas semanas.

Para los analistas del banco de inversión de Wall Street Morgan Stanley, a medida que el tipo de cambio opera consistentemente en la "zona de no intervención", los próximos pasos de la política monetaria se han convertido en el foco principal de atención. En un infoorme, apuntan el proceso de desinflación sigue siendo una prioridad y dejan en claro que esperan que el BCRA aumente el ritmo de intervención y a la vez permita una leve apreciación de peso.

Uno de los debates entre distintos analistas del mercado es que tener una zona de no intervención tan amplia (entre el nivel actual del dólar y el techo que tiene hoy la banda hay una brecha de un 30%) hace que, ante la probabilidad de que se active algun fatcor de riesgo sobe el tipo de cambio, la posibilidad de intervenir en el mercado luce bastante alejada. El BCRA deberia esperar a que el dolar suba mas de un 25% para que recien comience a intervenir en el mercado cambiario. Es cierto que tiene otras alternativas para contener el tipo de cambio, sumado a que el mercado cambiario esta mas equilibrado que en 2018, sin embargo, las dudas y el debate sobre la amplitud de la banda se mantiene.

El banco de inversión Morgan Stanley se coló en el debate. “Esperamos que el BCRA  anuncie un aumento en la intervención diaria hasta u$s 100 millones (inicialmente) y una reducción de la pendiente de la banda sin intervención a alrededor de 1,5%. Esto debería ayudar a anclar el proceso desinflacionario, ya que reduce los riesgos asociados al tipo de cambio , afirmaron.

En el informe de Morgan Stanley remarcan que, en medio de un escenario de riesgo, el peso argentino probó recientemente el piso de la zona de no intervención y desde la implementación del programa con el FMI  el 1 de octubre, el peso ha apreciado alrededor del 5% en términos nominales.

“El BCRA puede intervenir en el mercado de divisas y comprar dólares. De esta manera aumenta la base monetaria (ya que estas compras no deben ser esterilizadas de acuerdo al programa) y empujó así a las tasas a la baja. Esto trae implicaciones potencialmente positivas para el crecimiento del PBI, una vez que los efectos rezagados de tasas más bajas se comiencen a materializar , sostuvieron desde Morgan Stanley.

Riesgos sobre el tipo de cambio

Por otro lado, dado el ancho de la banda de no intervención, los riesgos se centran en una depreciación repentina del tipo de cambio, lo que podría ser desencadenado por distintos factores.

Entre los riesgos que identifican desde Morgan Stanley señalan a un cambio en el sentimiento del mercado hacia los mercados emergentes, o que las encuestas sugieran mayores posibilidades de un cambio en la dirección de la política luego de las elecciones presidenciales de octubre, así como los factores climáticos que pondrían en peligro las cosechas de soja y maíz del segundo trimestre de 2019.

“Creemos que hasta el momento, las autoridades argentinas están haciendo los deberes establecidos en el acuerdo con el FMI y esperamos que lo sigan haciendo. El gobierno ha presentado objetivos monetarios y objetivos fiscales ambiciosos, y ha seguido la política de divisas acordada en forma estricta , sostuvieron.

De todos modos, los analistas consideran que la situación sigue siendo incierta y por lo tanto creen conveniente que el Gobierno avance en un programa para reconstruir las reservas de dólares. “Puede ayudar a la autoridad monetaria para construir amortiguadores que sirven para hacer frente a cualquiera de estos riesgos potenciales , comentaron.

El peso argentino está lejos de ser caro

Los analistas de Morgan Stanley sostienen en su informe que, a pesar del reciente repunte del 20% aproximadamente desde sus minimos del tipo de cambio real efectivo, que todavía hay espacio para que la divisa tenga un buen desempeño.

“Mientras que el tipo de cambio nominal está preparado para permanecer débil gracias a la dinámica inflacionaria, creemos que un dólar más débil, junto con el carry trade y teniendo en cuenta los desequilibrios externos menos severos,  siguen siendo de apoyo para el peso argentino", sostienen.

Tags relacionados