EL RIESGO PA S SALTÓ 69 PUNTOS HASTA LAS 703 UNIDADES

Malhumor de inversores lleva tasa de varios bonos en dólares por encima de 10%

En la peor jornada para la deuda emergente desde la victoria de Donald Trump, los títulos de deuda argentina fueron duramente castigados y cayeron hasta 8,4%

La deuda soberana argentina fue víctima de un explosivo cocktail. Por un lado, la investigación judicial de la megacausa de corrupción en la era del kirchnerismo. Por otro, el ruido internacional que provocó el desplome en un día de la lira turca, que como ola expansiva obligó a los inversores internacionales a desarmar sus posiciones en países emergentes el viernes pasado. Así, los bonos en dólares argentinos se desplomaron hasta 8,4%, en la peor jornada para los títulos de países emergentes desde que Donald Trump ganó las elecciones, en noviembre de 2016.

En una rueda no apta para cardíacos, el riesgo país voló: saltó casi 70 puntos en un sólo día para cerrar en las 703 unidades, su peor marca en los últimos tres años y medio.

"Los bonos en dólares acentuaron su caída en la jornada de hoy, con bajas de más de u$s 3 en algunos casos del tramo medio/largo de la curva, llevando al caída semanal a un 8% en promedio", dijo Sebastián Cisa, del Grupo SBS. "Los bonos en pesos devolvieron parte de las subas de las semanas previas, sobre todo los ajustables por CER, con caídas semanales de más de 9% como es el caso del Discount",añadió.

Tras cerrar una semana de sangría,el costo de fondeo se in algunos bonos en dólares ya comenzaron a rendir en dos dígitos. Así, el Discount 2033 ya tiene una TIR de 11,45%. En tanto, el Bonar 2027 ahora tiene una tasa de 10,10, al igual que el Bonar 2026 y el mismo título que vence en 2046. En tanto, el Bonar 2024 volvió a cotizar en la paridad.

El encarecimiento de los bonos preocupa a los analistas. "La señal no es buena: el mercado parece no solo huir de los bonos más allá de 2019 (independientemente del resultado de las elecciones presidencia es), sino que empieza a poner en precios ciertas dudas sobre la capacidad de pago de los títulos de mediano plazo", marcó Nery Persichini, gerente de inversiones de GMA Capital. "Una lectura descarnada de las ventas masivas de bonos argentinos y de la curiosa forma de la curva en dólares indicaría que los inversores quieren asegurarse únicamente cobrar amortizaciones antes de las elecciones de 2019. Un bono a 2020 les estaría sonando tan arriesgado como un título de largo plazo, razonamiento dominante en situaciones de distress financiero. En situaciones normales, el AO20 no puede rendir lo mismo que el bono PAR", señaló.

Tags relacionados

Noticias del día