LOS AHORRISTAS MINORISTAS PUEDEN CONSEGUIR UN INTERÉS DEL 17% POR SUS DEPÓSITOS

Los plazos fijos mayoristas tocan 22% pero el Central no quiere subas en la tasa

Los precios y el tipo de cambio suben más del 25% anual, pero la tasa de los plazos fijos mayoristas se queda en un piso de 19%. El Central no convalida subas y la ANSeS ayuda

El martes amagó con un despegue, al cruzar el 20%, pero la Badlar sigue planchada en niveles que rondan el 19%, a pesar de la aceleración de la tasa de devaluación, la inflación y la menor liquidez que tienen los bancos. Sucede que el Banco Central (BCRA) no convalida subas de tasas en las licitaciones de letras semanales y el Anses acuerda plazos fijos en bancos privados cercanos a la Badlar que se publica. La del 4 de diciembre, del 19,5%.
De todos modos, los depósitos mayoristas privados se llevan entre el 21% y 22% de remuneración, pactadas por períodos cercanos pero superiores a los 30 días. En tanto, los minoristas empiezan a negociar desde el 16,5 al 17%.
La Badlar, que pagan los bancos para los depósitos a 30 días de más de un millón de pesos, llegó a su mayor valor del año el martes pasado (20,1875%). Pero el miércoles bajó a 19,5%.
Según explicaron en las mesas de los bancos, la suba de 0,875 puntos porcentuales diaria y de un punto sobre el promedio del último mes se debió a que Anses pudo haber no renovado ningún plazo fijo y, por lo tanto, no pudo pisar la tasa por un día. Fue un día que Anses no ponderó en la muestra y ponderaron más los otros, dijo un operador.
Es increíble que la Badlar haya estado tan baja en los últimos tiempos. Es imposible pensar que en un escenario en que la liquidez está sufriendo, la compra de dólares seca la plaza y el ritmo de devaluación es alto, las tasas estén donde valen y los depositantes hagan depósitos por ese porcentaje cuando también la inflación es tan alta, dijo Pedro Rebasa, de Empiria Consultores.
La participación de los depósitos de Anses en la encuesta de la Badlar explican los valores. Porque la devaluación del 25,4% de los últimos doce meses (que en el último mes se anualizó al 40%) y la inflación del 25,9% anual presiona al alza las tasas.
Tampoco el BCRA convalida subas en las tasas, aunque sean inconsistentes con la situación financiera actual. Las Lebac se emiten entre 15,07% (de 77 días) y 17,88% (364 días) desde julio pasado. Por el contrario, el martes pasado, mantuvo las tasas invariables y emitió $ 2.200 millones.
Sin embargo, los bancos pagan por encima de la Badlar a los mayoristas -los de primera línea, 20,5% a 21% y los de segunda línea, 21% a 22%- por pactar plazos de alrededor de 35 días quedando afuera de la encuesta de la Badlar.
En tanto, el minorista empieza a negociar desde 16,5 y 17% y, según el poder de negociación, el monto, el banco o el canal.
Hacia fines de este mes comenzará la emisión monetaria más intensa para financiar al Tesoro, lo que en principio captan los bancos públicos, pero que desde la segunda semana de enero derrama en el resto del sistema relajando las tasas de interés. Hay que ver qué pasa este año: en plena depreciación del peso y con un BCRA vendiendo muchos dólares lo que implica sacar muchos pesos del sector privado, agregó Rabasa.

Noticias del día