Los bonos suben hasta 3% atentos a los avances en las negociaciones de la deuda

Los papeles argentinos avanzan más del 3% y el riesgo país cae 2,2% hasta los 2490 puntos a comienzo de semana, mientras los inversores siguen atentos a posibles avances sobre la deuda. 

Los bonos argentinos que cotizan en Wall Street arrancan la semana al alza con la expectativa puesta en evidenciar nuevos avances y novedades en relación al tema de la deuda. Si bien la fecha límite para cerrar el acuerdo esta puesta a finales de julio, se espera que haya novedades antes de tal fecha. Todos los tramos de la curva operan al alza con subas mayores al 3%.

De esta forma, la deuda argentina con legislación internacional inicia una nueva semana con la mirada puesta en posibles novedades en relación a las negociaciones entre el Gobierno y los acreedores. Además, una mayor estabilidad en los activos en Wall Street colaboran para evidenciar un rebote en la renta fija local tras el paso de una semana complicada para los activos argentinos y a nivel global.

La parte corta de la curva opera al alza con los Globales 2021, 2022 y 2023 subiendo 2,58%, 2,68% y 2.6%% respectivamente. En la parte media de la curva también se observan avances mayores al 1% ya que el Bonar 2026, 2027 y 2028 ganan  3,08%, 2,78% y 2,5% respectivamente. Finalmente, en la parte larga de la curva de bonos ley NY suben 2,85% para el Bonar 2046, 2,8% para el bono a 2048 y 3% para el centenario.

En línea con las leves subas de los bonos, el riesgo país apunta una baja del 2,2% a comienzo del lunes, cayendo 56 puntos básicos hasta los 2490 puntos.

Desde Portfolio Personal Inversiones (PPI) explicaron que el mercado local sigue enfocado en la reestructuración de la deuda argentina.

Las negociaciones por la reestructuración de deuda se reanudaron (a partir de una nueva prórroga) en un marco en el que la diferencia económica de la oferta es de entre u$s $5 a u$s 7, un dato que quizá ya sea secundario. La discusión ahora se centra en lo legal. Básicamente, los acreedores exigen cláusulas de acción colectivas (CAC) de "primera generación", mientras que Martín Guzmán pretende cláusulas menos restrictivas, de "segunda generación", como las otorgadas a los bonos globales en la era de Mauricio Macri.

En este marco, todo indica que los bonistas estarían dispuestos a sacrificar algunos dólares en sus flujos a cambio de más duras cláusulas anti default , que al mismo tiempo ayudarían a reducir la exit yield de sus activos, y por tanto, a elevar su VPN , dijeron,

Tags relacionados
Noticias del día