Los ahorristas corren detrás de la inflación y crecen los depósitos UVA

Tras el dato de inflación de enero, muy por encima de lo esperado, el stock saltó 43% en pocos días. Son plazos fijos a no menos de 90 días que actulizan capital por inflación y premian con una tasa

Los ahorristas más atentos a los datos económicos cotidianos buscaron cubrir sus ahorros frente a la inflación después del mal dato de enero. El stock de plazos fijos ajustados por UVA, la unidad de indexación creada por el Banco Central (BCRA) para intentar resucitar al mercado hipotecario, tuvo un repunte en lo que va de la segunda mitad de febrero, cuando el mal dato de inflación de enero empezara a aplicarse a eso ahorros. En bancos dicen que el interés por cubrir los ahorros de inflación creció en los últimos días.

El stock de plazos fijos UVA del sector privado, la cantidad de dinero que los ahorristas argentinos tienen depositado en esos vehículos, estaba en franco descenso hasta inicios de febrero. Desde entonces, mostró un leve repunte que empezó a acelerarse luego del 14 de febrero pasado, día en que la medición de inflación de enero superó todas las expectativas (y modificó hacia arriba todas las previsiones para el dato de este mes).

Desde el piso de principios de mes, el stock de plazos fijos indexados creció $ 6868 millones, pero la suba importante es muy posterior. Entre el 14 y el 22 de febrero, último dato oficial disponible, el stock de plazos fijos UVA subió $ 6214 millones, siempre según datos del BCRA. Es un salto del 43% en unos pocos días, que según fuentes del mercado suma el capital de los depósitos, los intereses y el ajuste por indexación, por lo que más allá de que pesen todos los factores al mismo tiempo, indica que hay un aumento en la cantidad de depósitos.

"Es una tasa mucho más alta de la que te paga el plazo fijo en dólares que seduce mucho a los clientes más conservadores, y ahora que el mensaje de que la inflación va a seguir alta les llegó, el interés aumenta"

"Nosotros lo que vemos es un incremento de los clientes que nos piden los plazos fijos UVA, porque estuvimos trabajando bastante en eso y en febrero también tuvimos un salto durante el mes bastante interesante", dijeron a El Cronista desde un banco que ofrece las tasas más altas. "La gente está empezando a conocer el producto y, así como se desaniman de tomar préstamos en UVA porque la cuota se encarece muy rápido, le prestan atención a la inversión ajustada por ese índice por lo mismo. Es una tasa mucho más alta de la que te paga el plazo fijo en dólares que seduce mucho a los clientes más conservadores, y ahora que el mensaje de que la inflación va a seguir alta les llegó, el interés aumenta", agregaron.

Rendimientos hacia arriba

Para un mercado acostumbrado a hacer plazos fijos a 30 días de plazo y a tasa fija, estimar el rendimiento de un plazo fijo UVA puede ser difícil. Estos son plazos fijos a no menos de tres meses -así está regulado por el BCRA- que rinden según una inflación futura que es una incógnita. Pero, partiendo de las expectativas actuales de inflación, se puede hacer una estimación.

"Haciendo plazo fijo UVA el 28 de febrero, son 15 días de inflación de enero (1,55% directo, según datos UVA de fuente BCRA). Luego 30 días de inflación febrero, 30 días de inflación marzo y 15 días de inflación abril. Estimando un 3,5% para febrero, un 3% para marzo y un 2,5% para abril, la inflación del período de 90 días totalizaría un 9,60%", dijo Nicolás Rivas, analista financiero de Estudio Kotsias a El Cronista.

"A este número de inflación, hay que sumarle la tasa que pagan los bancos, que se ubica entre 3% y 6% para el plazo a 90 días. Los rendimientos quedarían entre 41,99% nominal anual y 44,99% nominal anual, lo que es un resultado directo del 10,35% y del 1,09%, respectivamente", agregó Rivas.

 

Tags relacionados