Las noticias positivas saturan al mercado

En las últimas semanas se conoció la opinión sobre el futuro económico proyectado para la argentina de distintas instituciones de renombre internacional como el FMI, el Banco Mundial y la OCDE y todas ellas coinciden en que el PBI local crecerá más de lo esperado en una primera instancia en este 2017.

El Banco Mundial (BM) pronosticó que la economía argentina crecerá este año un 2,8% y un 3% en el próximo. La proyección se ubica por encima de los cálculos difundidos este martes por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que había previsto un alza de 2,5% en la actividad.

Por otro lado, las calificadoras de riesgo se hacen eco de tales declaraciones positivas, sumado al rebote del PBI y de los posibles resultados electorales de esta semana y anticipan potenciales subas de calificación en las próximas semanas.

Además de todo ello, se conocieron encuestas en que los argentinos mejoraron su percepción sobre la actualidad y el futuro económico de cara a las próximos meses. El ultimo coloquio de Idea marco las expectativas positivas que tienen los empresarios sobre el futuro de nuestro país. Una encuesta privada a 300 ejecutivos marcó fuertes expectativas por la economía que viene.

La misma encuesta detalla que el 83% de los empresarios asegura que van a aumentar las ventas, mientras que la mitad de los encuestados prevé un aumento del empleo. Y la inversión, la llave que el Gobierno necesita que los privados le confirmen para el modelo económico de crecimiento que plantea, también crece.

En el lado bursátil, las acciones locales se ubican entre las que más suben en el planeta con el índice Merval ganando más de un 55% en pesos y más de un 40% en dólares en menos de un año, sin contar que ya viene ocupando los primeros puestos con índices de mayores subas desde 2013 a la fecha. El buen momento de las acciones y bonos locales hace que distintos analistas mantengan su visión positiva y que en muchos casos amplíen sus proyecciones hacia niveles aun mas ambiciosos para el mercado local.

Creo que todo es alcanzable y que efectivamente el mercado viene transitando un buen momento pero lo que el inversor debe siempre saber es que el mercado se mueve de forma serruchada generando zig zags en forma permanente y, dado que la tendencia alcista ha sido muy firme, mostrando una verticalidad importante en los últimos meses, el riesgo correctivo se eleva.

Adicionalmente, vemos a este cúmulo de buenas noticias y de opiniones favorables sobre referentes del mercado y economía como un dato que, en vez de alargarle la vida a la tendencia alcista, acerca aún más las chances de un ajuste de corto y mediano plazo. El mercado castiga consensos y las buenas noticias que se perciben permiten entender que el consenso hoy en día está más del lado comprador que vendedor.

Sin embargo, los datos que juegan a favor del mercado local es que, en un mundo de tasas bajas, los bonos argentinos siguen siendo atractivos y que existe una demanda de activos de renta fija con tasas de interés atractivos como los que ofrece nuestro país.

Y por el lado de las acciones, el buen cuento que aún puede contar nuestro país mantiene con vida las chances de ver nuevos avances hacia zonas superiores pero, ese escenario no será lineal y tarde o temprano un ajuste sobrevendrá. Es momento quizá de ajustar stops, vigilar soportes en los activos locales ya que el inversor debe saber que este tipo de retornos y de dinámica alcista casi de forma permanente no es algo normal ni sostenible en el mediano plazo.

Como conclusión final, hay motivos para seguir siendo alcistas sobretodo en un escenario económico que comienza de a poco a convalidar todo lo que vino especulando el mercado desde comienzo de año a la fecha e incluso desde 2013 a la fecha pero que, como todo mercado, los ajustes de corto plazo son parte del movimiento natural del mercado y que este tipo de debilidades deberá ser entendido oportunamente como una oportunidad de compra para un portafolio de mediano plazo.

Tags relacionados