Las bolsas europeas se recuperan pero Rolls-Royce se hunde

Los principales índices avanzan hasta un 2%. La firma británica advirtió sobre la debilidad en sus ganancias debido a que las condiciones económicas se deterioraron y los clientes están retrasando decisiones.

Las bolsas europeas rebotaban hoy poniendo fin a una semana de caídas pronunciadas luego de que Wall Street recortó las pérdidas después de unos datos macro que aliviaron los temores sobre las perspectivas económicas de Estados Unidos. 

Así, el Ftse 100 de Londres suma un 1,01%, hasta los 6,258.19 puntos; el Cac 40 de París avanza un 1,81%, hasta las 3,989.42 unidades; el Dax de Francfort gana un 1,75%, hasta los 8,732.69 enteros y el Ibex de Madrid crece un 2,06%, hasta los 9,868.50.

Pero la tendencia alcista parecía frágil, luego de que Rolls-Royce advirtió que no sus ganancias no crecerán el próximo año, lo que alimentó los temores sobre los beneficios corporativos e hizo caer las acciones del grupo de ingeniería un 7%. 

La firma británica advirtió la debilidad en sus ganancias debido a que las condiciones económicas se han deteriorado y los clientes están retrasando decisiones. 

Rolls-Royce dijo que ahora estima que su ganancia subyacente sería plana o un 3% menor el próximo año en comparación con el resultado previsto para el 2014, y que sus ingresos subyacentes estarían en el rango de un 3% al alza a un 3% a la baja. 
 
La compañía dijo que sus resultados este año también se verían afectados, indicando que los ingresos subyacentes estarían entre un 3,5% y un 4% a la baja, contra unas previsiones anteriores de ingresos planos. 

La ganancia subyacente de este año, sin embargo, seguiría siendo plana en comparación con el 2013, excluyendo las fluctuaciones cambiarias adversas y un cargo único en su negocio marítimo, debido a un desempeño mejorado de costos. 

Rolls-Royce, el segundo mayor fabricante mundial de motores de aviones detrás del grupo estadounidense General Electric , dijo que las condiciones económicas adversas y el endurecimiento de las sanciones comerciales contra Rusia llevaron a la advertencia de ganancias. 

La bolsa de Nueva York  

Wall Street vivió ayer una jornada de gran volatilidad en medio de la incertidumbre en los mercados por miedo a un frenazo de la economía mundial y aunque al final logró detener las pérdidas, el Dow Jones cerró nuevamente en números rojos, por sexto día consecutivo, y acumuló su mayor racha bajista del año. 

La rueda no pudo registrar un peor desempeño ya que los tres indicadores registraron fuertes pérdidas y el Dow Jones llegó a vulnerar la barrera de los 16.000 puntos, arrastrados por la oleada de ventas en las bolsas europeas por temor a que la economía mundial pueda estancarse. Y eso a pesar de que el Departamento de Trabajo en los EE.UU. publicó que los pedidos del subsidio por desempleo se situaron la semana pasada cerca de su nivel más bajo en 14 años, y la Reserva Federal indicó que la producción industrial subió en septiembre un 1%, más de lo que esperaban los analistas.

Con un descenso del 0,15% hasta 16.117,24 puntos, ya van seis sesiones consecutivas de caídas para el Dow Jones. 

Tags relacionados