La victoria del oficialismo pinchó al dólar pero el efecto duró poco

El minorista llegó a caer 14 centavos pero recuperó parte de lo perdido y terminó bajando sólo 8 centavos, hasta cerrar en $ 17,66. En el mercado mayorista, mientras tanto, cerró casi al mismo valor del viernes. Apuestas por la tasa en pesos explicaron la baja inicial, pero la debilidad del real brasileño y alguna preocupación por las cuentas externas justificaron el rebote

El dólar amagó con una corrección a la baja empujada por las urnas pero compradores oportunistas devolvieron a la divisa a su precio del viernes pasado. La divisa en el mercado minorista cerró a $ 17,66 para la venta, 8 centavos por debajo de su cierre del viernes, pero en el mayorista toda la pérdida del día desapareció cuando operadores atentos a un resbalón del real brasileño aprovecharon un precio que les pareció tentador.

El día después de las elecciones legislativas trajo el volumen operado más alto del mes en el mercado cambiario. Se movieron u$s 818 millones y los operadores tuvieron una rueda movida, algo que no veían desde los días previos a las primarias de agosto pasado. Y con vaivenes importantes en el precio.

La primera parte de la rueda arrancó con una caída de 16 centavos que llevó a la cotización mayorista a los $ 17,25, mientras inversores optaban por irse a tasa.

"Los bancos y empresas e inversores (...) colocaron call money al 25% por un día y el volumen más grande pasó por el mercado secundario de Lebac u$s 450 millones de dólares y a 23 días se pagó 26,50% y el más largo a 268 días a 27,35%", escribió Fernando Izzo de ABC Mercado de Cambios.

Pero sobre el final de la rueda apareció la demanda con fuerza para aprovechar los precios baratos y el precio mayorista terminó a $ 17,41 para la venta, medio centavo debajo del cierre del viernes pasado.

"Me sorprendió la exuberancia de la apertura. Se fueron de mambo, entraban muchos dólares de afuera", dijeron en la mesa de un banco. "Pero hubo compra local. El real se puso muy feo y eso ayuda para la suba", agregaron.

El dólar subió 1,3% frente al real brasileño. La moneda del principal socio comercial de la Argentina es la principal referencia internacional para la cotización del peso, de ahí la presión para que el dólar recuperara el terreno perdido ayer.

En las pizarras mayoristas el rebote no llegó a completarse. En la serie que publica el Banco Central, el dólar cayó 14 centavos hasta $17,59 para la venta y llegó a recuperarse hasta cerrar en $ 17,66. No es raro que el minorista retome en la rueda siguiente, con algo de retraso, los cambios de tendencia que llegan cerca del cierre mayorista.

La recompensa esperada por el carry trade local (entrada de inversiones atraídas por la tasa en peso con expectativas bajistas o estables para el dólar) trepó a su mayor nivel en tres meses, según una estimación de Bloomberg. Eso atrajo el ingreso de divisas al inicio de la rueda. Pero no todos están tan seguros de que el dólar se vaya a quedar quieto. "El déficit presupuestario y un aumento de la deuda en dólares con una inflación del 25% hacen que el peso sea una apuesta única para que caiga frente al dólar en los próximos años", escribió Edward Glossop, economista para América Latina de Capital Economics. El especialista puso el foco en el creciente déficit de cuenta corriente (turismo, servicios y saldo comercial) para prever mayor debilidad del peso en un régimen de flotación.

El dólar mayorista sube 0,5% en lo que va de octubre y 9,6% en lo que va del año (el nivel general de precios, mientras tanto, acumuló un avance del 17,6% en los primeros 9 meses del año).

Tags relacionados

Noticias del día