La suba del dólar paralelo dispara expectativas de devaluación en Nueva York

Los Non-Deliverable Forward (NDF), contratos de futuros en el exterior, se encarecieron hasta 30 centavos en este mes para los plazos más largos. Ajustan por la suba del dólar en los canales informales y la depreciación del real. El dólar a 3 meses está en $ 4,83, mientras que a un año llega a $ 5,69

Los mega controles cambiarios empezaron a impactar en los futuros de dólar que se negocian en el exterior. Conocidos como Non-Deliverable Forward (NDF), estos contratos de dólar a futuro que se operan en Nueva York, estuvieron encareciéndose en lo que va de este mes a la par de las mayores restricciones a la compra de divisas y el salto de las cotizaciones paralelas. La razón es sencilla: los inversores, con exceso de pesos, tienen que cubrirse de las fluctuaciones del tipo de cambio. Como la compra de dólares está prácticamente vedada, los pesos sin destino terminan yendo a posiciones de cobertura. Así, los contratos a 1 mes del NDF mostraba un tipo de cambio de $ 4,60, mientras que el dólar a 3 meses estaba en $ 4,835 y el contrato a 1 año mostraba una cotización de $ 5,69. Se observan, en lo que va de este mes, subas de 13 centavos, 22 centavos y 31 centavos, respectivamente. Estos precios contrastan con el dólar mayorista oficial que actualmente está en $ 4,4480.


Las mayores expectativas de devaluación que se observan en los NDF tienen que ver también con la suba de las cotizaciones paralelas. El mercado ajusta porque no sabe si en algún momento el Gobierno lanzará un desdoblamiento cambiario. Si bien ahora lo niegan, puede ser que lo expliciten si las brechas siguen creciendo, decía un operador del exterior. Para muchos, el contrato a 3 meses de plazo no está caro teniendo en cuenta que hay muchos riesgos de devaluación en los próximos meses. Más aún, con el dólar en Brasil en torno a los 2 reales, y las presiones inflacionarias, es muy probable que el atraso del tipo de cambio argentino termine con leves ajustes que compensen la pérdida de competitividad.

Explican en las mesas de dinero del exterior que hay otros factores que cuentan: el malhumor global de los mercados impacta en los activos más riesgosos, como los de Argentina y Venezuela. Los bonos de ambos países vienen desplomándose en el exterior. Hay mucho arbitraje entre los bonos y las coberturas de tipo de cambio con activos argentinos. Hoy Argentina ofrece un riesgo que puede tomarse pero que no es barato, señala otro operador. El BCRA volvió a operar en los futuros de dólar en el MAE y el Rofex, pero la presencia en Nueva York es escasa o nula. De hecho está actuando para bajar las expectativas de devaluación que tiene el mercado, ahora un poco más aceleradas. Pero lo cierto es que se han incrementado las proyecciones de un dólar más alto este año. La consultora de Miguel Bein y Marina Dal Poggetto fueron de los últimos en elevar sus proyecciones. Realizamos un primer movimiento en nuestra proyección de tipo de cambio promedio de diciembre a $ 4,85 ($ 4,88 al último día hábil del año). La pauta de devaluación parece haberse movido al 13,5% versus una pauta de apenas 7% durante el primer trimestre del año y del 11% implícita hasta ahora en nuestras proyecciones, reseña la consultora. Dice que las intervenciones del BCRA en los futuros demuestra que empieza a sentirse más cómodo a futuro con una pauta de devaluación mayor a la observada un mes atrás.

Noticias del día