La CNV publica guía para colocar en el mercado bonos verdes y sustentables

Los lineamientos llegan luego de la consulta pública del año pasado. El próximo paso será crear un panel bursátil exclusivo para estos títulos. Buscan atraer a nuevos inversores

La Comisión Nacional de Valores (CNV) publica en el Boletín Oficial una guía para la emisión de lo que se conoce como "bonos verdes". En realidad, se trata de valores negociables cuyos fondos son destinados a proyectos con impacto social o ambiental positivo. El organismo regulador busca dar el puntapié inicial para desarrollar este mercado en el país.

La resolución general que se publica hoy incluye los "Lineamientos para la emisión de valores negociables sociales, verdes y sustentables en Argentina". Allí, el organismo regulador del mercado de capitales señala que las Obligaciones Negociables (en sus versiones simple, pyme o tradicional), los bonos de proyecto, los fideicomisos financieros y los fondos comunes de inversión podrán adoptar estándares de sustentabilidad.

La resolución de la CNV surgió luego de una consulta pública que el organismo realizó a fin de 2018. Se trata de una guía, que no tiene carácter prescriptivo ni sancionatorio, sino que toma como referencia los principios internacionales que se utilizan en mercados desarrollados y, a partir de ellos, indica cuáles serían las mejores prácticas para los emisores verdes.

Marcos Ayerra, titular de la CNV, dialogó con El Cronista sobre esta iniciativa. "En mercados desarrollados el regulador no tiene un papel importante en este sentido porque los inversores institucionales ya están comprometidos con estas prácticas y buscan instrumentos verdes. Ya tienen claro que comprar activos sustentables les genera menos volatilidad. En el mundo, hay mas demanda que oferta de estos títulos. En cambio, en los mercados chicos los inversores no lo tienen en agenda, por eso el rol del regulador es más importante", explicó.

La parte central de la guía publicada por el regulador es la clasificación de estos activos, que se divide en tres categorías básicas. Los "verdes" son aquellos que tienen impacto ambiental, por ejemplo, emisiones de deuda para fondear infraestructura de energías renovables. Los valores "sociales", por su parte, generan una contribución a la sociedad, como puede ser el financiamiento de viviendas o la generación de empleo. Finalmente, los títulos "sustentables" son los que generan impacto positivo en términos sociales y ambientales a la vez.

"Ahora se podrán reevaluar proyectos que estaban por salir para ver si son o no considerados como sustentables", sostuvo Ayerra.

En Argentina ya hubo emisiones de bonos verdes pero siempre se colocaban en el exterior o entre organismos multilaterales. Con esta guía, la CNV busca impulsar el mercado local y que los fondos interesados lleguen al país. Ayerra comentó que el próximo paso será la creación de un panel específico para este tipo de activos y agregó que ya están charlando sobre el tema con Bolsas y Mercados Argentinos (Byma).

"Al haber una definición de estos activos y un panel, pueden invertir en él las compañías de seguros, los fondos específicos e, incluso, los minoristas, a través de un fondo común de inversión", agregó el titular de la CNV. Desde la entidad que preside Ernesto Allaria, en tanto, confirmaron que "Byma desarrollará un panel de bonos verdes, sociales y sustentables alineado con los estándares que establezca CNV y en sintonía con paneles desarrollados por otras bolsas de valores del mundo".

El regulador sugiere a quienes estén interesados en lanzar un bono sustentable que consigan una certificación de esa clasificación. Se trata de una verificación de una tercera parte experta que revisa los procesos y controles internos del emisor y los compara con un estándar verde/social externamente reconocido. "Por ahora hay certificadores internacionales pero pueden surgir a nivel local", apuntó Ayerra.

Según señala la guía de CNV, "el mercado de valores negociables verdes ha experimentado un crecimiento exponencial a nivel internacional, alcanzando emisiones por un monto equivalente a 42 mil millones de dólares en 2015, 87 mil millones de dólares en 2016, y 155 mil millones de dólares en 2017, con una diversidad también incremental respecto de la base del emisor, geografías y proyectos".

En esa misma línea, Ayerra agregó: "Hace 10 años, estos bonos no existían pero en 2018, las emisiones sustentables ascendieron a u$s 165.000 millones".

Tags relacionados