EL GOBIERNO EMITE HOY UN BONO ATADO AL DÓLAR A DOS AÑOS DE PLAZO

Kicillof ofrece bicicleta para ir de liqui a dollar-linked y calmar al paralelo

En la segunda mitad del mes, cuando el blue gana fuerza por la menor venta de dólar ahorro, el Gobierno vuelve a sacar a la cancha un título dollar-linked

El Tesoro colocará hoy un bono atado al dólar oficial a un plazo de dos años que permitirá a inversores arbitrar la brecha del 32% que separa al dólar oficial, en $ 9,371, del dólar contado con liquidación, en $ 13,94, con la esperanza de restar presión a las distintas cotizaciones paralelas de la moneda estadounidense. La última licitación de un bono dollar-linked consiguió el doble del fondeo anunciado y en mesas bancarias recomendaban ayer a clientes deshacer posiciones en bonos en dólares para tomar este papel.

"Estamos viendo, y recomendando, a clientes vender bonos a casi $ 14 por dólar y entrar a un dollar-linked a cerca de $ 10 por dólar", dijeron en un banco de capital extranjero. "Es una apuesta a una unificación del tipo de cambio en los próximos años que, como riesgo, tiene la posibilidad de un desdoblamiento cambiario", dijeron.

El Ministerio de Economía, comandado por Axel Kicillof, anunció esta semana la colocación del segundo bono atado al dólar en lo que va del año. Para ayudar a financiar una bache fiscal que privados encuestados por FocusEconomics estiman en 5% del PBI Economía ya emitió títulos en pesos Bonac -que pagan una tasa variable que depende de las de las Lebac y está cerca del 30% anual- por unos $ 47.350 millones y un Bonad atado al dólar el equivalente a u$s 1.087 millones ($ 10.652 millones de pesos al tipo de cambio del momento).

La diferencia entre los Bonac y los Bonad es que estos últimos le ayudan al Gobierno a saciar algo de la sed de divisas que llevó al dólar blue ayer a los $ 15,85 después de subir casi 20 centavos. El último bono atado al dólar se emitió en la segunda mitad de agosto, cuando el blue ya no siente el lastre de la venta de dólar ahorro (que se concentra en los primeros días del mes) y empieza a despegar.

Al igual que su antecesor emitido en agosto, el bono que sale a la cancha hoy está anunciado por u$s 500 millones ampliables. El último terminó duplicando esa cifra y, en distintos bancos consultados ayer, se esperaba una demanda similar, siempre y cuando se mantengan las condiciones de la emisión previa.

"Se ve en lo que han venido subiendo los bonos dollar-linked en las últimas semanas. El AF17 (N. de la R.: así se denomina en la jerga al bono atado al dólar emitido por el Tesoro en agosto) se emitió a $ 980 por cada u$s 100 nominales y ya vale $ 1053, y lo mismo se ve con los otros bonos atados al dólar", dijeron en la mesa de un banco local. "Por eso un precio de equilibrio para el nuevo bono tendría que estar en $ 1035 o $ 1040, en mi opinión. Si el Gobierno no trata de cobrarlo más caro, va a conseguir un montón de fondos", concluyeron.

La principal diferencia entre el bono que se emite hoy y el AF17 es la duración. Mientras que el segundo vencía en febrero de 2017 -duraba 18 meses- la nueva emisión es a dos años.

Tags relacionados