Juan Battaglia, Economista Jefe de Cucchiara y Cía

Inversiones bien pensadas: carteras para enfrentar el segundo semestre

Para el analista, el castigo a la renta fija es llamativo, aún dados nuestros desbalances y parece tener mucho que ver con la desconfianza en el futuro político

Acaba de finalizar uno de los peores semestres de los últimos años para los activos financieros, dejando a las acciones con bajas mayores al 40% en dólares, una suba del dólar del 55% y una caída de los bonos en dólares que en promedio han visto perder un 25% en los primeros seis meses del año. El Cronista conversó con Juan Battaglia, Economista Jefe de Cucchiara y Cía, quien recomienda un mix de bonos en pesos y en dólares de distinta duración para enfrentar el escenario adverso para los activos locales.

Battaglia señala que la pérdida de valor de los activos locales es muy severa y el castigo de la última semana fue espantoso. "La corrida cambiaria, todavía sin final claro, dejará secuelas en la actividad económica para los próximos meses, una recesión inesperada tocando la puerta castigó tanto a los bonos como las acciones. Sin embargo, la futura recesión explica sólo una parte de la caída en las valuaciones".

Para Battaglia, los activos están sufriendo en gran medida por el profundo daño de confianza en la gestión e implementación de la política económica del Gobierno. "La pobre y torpe respuesta del gobierno al mínimo viento en contra fue llamativa. Si bien para el 2019 falta mucho tiempo, el mercado está recalibrando el futuro político local. Informes de bancos extranjeros volvieron a poner la política como tema prioritario en las recomendaciones. En unas semanas pasamos de ser la historia a comprar a salir a cualquier costo".

Por otro lado, en lo que respecta al posicionamiento, el economista jefe de Cucchiara y Cía. Destaca que lo fundamental no tomar decisiones en base a los máximos alcanzados a principios de año, sino pensar en lo que vendrá y digerir las enormemente dolorosas pérdidas de las carteras.

"Yendo a la cartera local que en este contexto nos parece adecuada para un inversor medio, que naturalmente mide sus ahorros en dólares, creemos adecuada un 17,5% al bono dual, un 20% en bonos soberanos en dólares de larga duración, un 22,5% en bonos corporativos en dólares, un 25% en acciones y un 15% a bonos soberanos en dólares de mediana duración", destaca Battaglia.

En lo que repecta a los bonos argentinos, entiende que la caída en las paridades fue muy fuerte en estas semanas y los movimientos de los bonos emergentes comparables nada tienen que ver con la dinámica de nuestros títulos, es totalmente incomparable.

"El mercado vendió puntualmente Argentina. Nuestros desequilibrios fiscales y externos nos hacen muy vulnerables a los cambios en el humor de los inversores. De continuar, estos desequilibrios obviamente comprometen la sostenibilidad de la deuda. Ahora bien, que las necesidades financieras son muy exigentes para los próximos dos años ya lo sabíamos en enero cuando el riesgo país lograba sus mínimos", señala Battaglia. Para el analista, el castigo a la renta fija local es llamativo, aún contemplando nuestros grandes desbalances y este excesivo castigo parece tener mucho que ver con la desconfianza en el futuro político.

Además Battaglia agrega que para tomar posición de largo plazo, para acciones o bonos en moneda dura, lo más importante es considerar que el ciclo político anterior está terminado. "Esta es la principal cuestión a considerar para el inversor paciente, el no retorno a la irracionalidad en el 2019. Con las sobrerreacciones de los mercados, donde el nuestro en particular le agrega una dosis mayor de volatilidad, resulta imposible vender en los máximos de enero y saber cuándo serán los pisos ahora".

Mirando hacia adelante, el economista entiende que tendremos unos meses de malas noticias económicas por delante. Fuerte recesión, inflación, conflictividad política y social, todos elementos que le darán mucha volatilidad al mercado, pero como bien sabemos, el mercado se adelanta.

Con respecto a la porción de la cartera destinada a bonos en dólares, Battaglia señala que "estos precios permiten colocar a una TIR en torno al 7,5% con duration menor a 5 años combinando instrumentos. Entre los bonos privados nos gustan Raghsa 2024, Arcor 2023, Tecpetrol 2022, CGC 2021 y Macro 2026. Bonos cortos Letes, A2E2 y AY24. Largos DICA, PARA y en menor medida AC17 para buscar un rebote en los precios. Entre los bonos provinciales Santa Fe y Córdoba brindan buenos cupones y sus finanzas están bien. Entre las acciones, Tenaris, Ternium Argentina, Valores, Pampa, Petrobras, Banco Macro, Aluar, Galicia, Cablevisión, Mercado Libre, Cresud, Supervielle y Central Puerto son las que más ponderación tienen en nuestro fondo de acciones".

Finalmente, en materia de colocaciones en pesos, considera que "luego de la devaluación y con la nueva conducción del BCRA más agresiva en la absorción de pesos de la plaza, parece atractivo tomar posicionamiento a largo plazo. Luego de estas semanas, creo no hace falta aclarar que en las carteras que miden su desempeño en dólares la porción en moneda local debe estar absolutamente acotada".

Dicho esto, Battaglia señala que "las Lebac cortas, dado el efecto de la capitalización y la liquidez, continúan siendo la opción más atractiva. Para aquellos que luego de la devaluación quieren garantizar el capital en dólares, el nuevo bono dual es una buena opción. A los precios del viernes el rendimiento en pesos era del 27% a un año contra un capital asegurado en dólares más un 2% anual".

Tags relacionados
Noticias del día