Fronterizos: hubo caídas de hasta 8% con el triple del volumen habitual

Los papeles más afectados por no haber entrado a emergentes fueron los energéticos. Las mayores bajas se registraron en Nueva York pero la sangría no fue tan severa como se esperaba. Los bonos no pudieron evitar las caídas pero soportaron mejor la embestida.

Los ADR de las acciones argentinas que cotizan en Nueva York y que hubieran entrado en el índice MSCI de mercados emergentes acusaron el impacto de la negativa de la consultora y luego de las bajas en el aftermarket del martes ayer tuvieron caídas generalizadas. Las mayores pérdidas fueron para Pampa Energía (-8,35%), Petrobras Argentina (-8,22%), Cresud (-5,51%), Grupo Galicia (-5,47%), Telecom e YPF (-5% cada una).

La tendencia negativa se replicó en el mercado local, donde el índice Merval cerró con un descenso de 4,81% y quedó en 20.614 puntos. De las 27 acciones que componen el indicador de referencia argentino, 26 especies cerraron en baja este miércoles. Pampa Energía también lideró los recortes en el ámbito local, con una merma de 8,35%. Le siguieron Agrometal, con -7,95%; Petrobras Argentina, con -7,29%; Grupo Galicia, con -6,48%; San Miguel, con -6,25%; y Transener, con -6,22%. Este último papel y Central Puerto (que bajó 3,70%) iban a ser los únicos con cotización local en entrar al índice MSCI. En la jornada de ayer, la única empresa que logró mantenerse en alza fue Banco Macro, que avanzó un 0,35%.

Después de que el martes las acciones argentinas quedaran excluidas del índice de emergentes, los operadores esperaban una jornada de toma de ganancias. Sin embargo, coincidieron en que las bajas no fueron tan abruptas. "Varias acciones no tuvieron caídas tan grandes como se preveía. Algunas de ellas, como YPF y Tenaris, amortizaron un poco las bajas por el efecto del tipo de cambio, que llegó a $ 16,47 en un momento del día. Los ADR, que no tuvieron esa amortiguación, cayeron más que las acciones en pesos", señaló Rafael Zaffiro, head trader de Puente.

Por su parte, Agustín Trella, asesor financiero de Balanz Capital, explicó: "En la gran mayoría de los papales se notaron ventas, hubo toma de ganancias. De todos modos, antes de que se diera la noticia el Merval venía acumulando un 28% en el año pero, a la vez, venía corrigiendo 3,09% en este mes". El analista destacó la cantidad de negocios que las ventas generaron en la rueda de ayer: "El volumen alcanzó los $ 1060 millones mientras que el promedio de las últimas ruedas era de $ 386 millones. Fue el triple".

El efecto de la decisión de MSCI también se sintió en los bonos, aunque en menor medida. Los títulos en pesos terminaron con subas leves en la mayoría de los casos, mientras los nominados en dólares fueron los que más sufrieron el impacto y corrigieron 1,5% en promedio. El Bonar 2046, por ejemplo, anotó una baja de 1,96% y el Bonar 2024, se depreció un 0,94%. Entre ambos concentraron gran parte de las operaciones de la rueda, que movieron $ 16.912,4 millones. De todas formas, el título que más cayó fue el cupón PBI en dólares (-2,41%). El riesgo país, en tanto, subió 15 unidades y llegó a los 426 puntos.

A pesar de la turbulencia de ayer que podría prolongarse por unos días más los analistas del mercado coinciden en aprovechar las caídas para adquirir activos locales. "Creo que hay oportunidades de compra tanto en bonos como en acciones. Los rendimientos siguen siendo atractivos. Si bien esta situación es transitoria, tenemos deberes que hacer. Lo estamos haciendo bien pero lleva tiempo. Esto fue un baño de realidad: 8 años de darle la espalda al mercado no se recuperan de un día para otro", consideró Daniel Gowland, gerente general de banca corporativa de BST. "Si bien hay temas macro que se tienen que resolver, los fundamentals de Argentina siguen existiendo. En algún punto, que no sabemos si será hoy o dentro de unos días, va a haber una oportunidad de compra. Esta decisión no desarma todo lo que se venía hablando de Argentina anteriormente.

Con cautela, hay que aprovechar el ajuste que está haciendo el mercado", afirmó Rafael Zaffiro. Agustín Trella compartió la visión: "En el corto plazo, va a seguir habiendo volatilidad tanto por MSCI como por la crisis de Brasil y otros temas externos. El Merval va a tardar un par de días en depurarse pero, en el mediano y largo plazo, los inversores van a volver a tomar posición".

Tags relacionados