LA NORMA ES DIFICIL DE CUMPLIR PORQUE HAY POCA OFERTA DE ACTIVOS K PARA COMPRAR

Fondos no cumplen con cupo "inciso k" y prorrogan otra vez la fecha límite

Pospusieron hasta el 13 de noviembre la fecha de cumplimiento para que los fondos de infraestructura alcancen el 30% de su cartera en activos k y los pyme, 25%

Tras publicar una norma de imposible cumplimiento, la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN) prorrogó por segunda vez la obligación que tenían los fondos comunes de inversión (FCI) de incrementar la proporción de activos "inciso k" en sus carteras al 30 de septiembre para que puedan ser computados en su totalidad por las aseguradoras.

La comunicación 4796 de la SSN, con fecha del miércoles pasado, indica que para los FCI pyme y los FCI abiertos a proyectos productivos de economías regionales y de infraestructura contemplará "como hechos posteriores al cierre del ejercicio" el cumplimiento de la meta al 13 de noviembre próximo.

Esa fecha es el viernes anterior al lunes 16 de noviembre, cuando las aseguradoras deben realizar la presentación oficial de su balance trimestral al 30 de septiembre y donde podrán computar las nuevas compras como hechos posteriores a esa presentación.

Pero ya el 22 de septiembre la SSN había prorrogado el plazo para el 21 de octubre pasado.

Sucede que el organismo generó un cuello de botella al obligar a los FCI a comprar más activos "inciso k" habiendo escasa oferta de títulos aprobados por el Comité de Elegibilidad.

Después de meses de parálisis, ese comité aceleró en el último mes la aprobación de instrumentos para facilitar el cumplimiento de la norma, hasta sumar 19 activos, incluyendo dos obligaciones negociables (ON) de YPF.

Pero las licitaciones de ON y fideicomisos financieros obtuvieron en ese lapso una sobreoferta tal de dinero por parte de los fondos y las aseguradoras que terminaron licitando el prorrateo para entrar a la suscripción en vez de la tasa de corte, que en muchos casos derivó en spreads nulos.

Esa sobredemanda se generó porque las aseguradoras tuvieron que pujar a la par de los fondos para comprar los pocos activos disponibles, ya que las compañías sólo pueden computar una proporción de lo invertido en los FCI que no lleguen a la nueva meta de "inciso k" que determinó la SSN a mediados de septiembre (equivalente al porcentaje de cumplimiento sobre la meta).

El caso testigo es el fondo de infraestructura más grande, con la mitad de participación de mercado, que contaba con el 6% de su cartera en activos "k" al 30 de septiembre, lo que permitía a las aseguradoras computar un 20% de ese fondo. Y al 21 de octubre, el 50% de su inversión porque incrementó la porción de "inciso k" al 15%.

Según coincidieron los consultados, son unos cuatro fondos de infraestructura los que no llegaron a la meta anteayer. En el último mes han ido vendiendo los bonos en dólares que la CNV, también sorpresivamente, obligó a valuar al tipo de cambio oficial para ir comprando los activos en el menú k.

En tanto, los invertidos en activos pyme lograron casi en su totalidad encuadrarse. Y algunas administradoras retomaron esta semana las suscripciones que habían cerrado para no licuar el porcentaje de cumplimiento, salvo las más grandes, que se reciben de acuerdo a un cronograma.

Pero su rendimiento bajó del 21% al 6%, en parte porque llegaron a comprar cheques de pago diferido a tasas de interés cercanas a 0%.

Por eso este trimestre podría ser uno de los primeros en que varias aseguradoras no logren cumplir con la meta del "inciso k".

Según la resolución 39433, los FCI pyme con el sello k tendrán que destinar como mínimo un 60% de su cartera a esos instrumentos y que el 35% de esas inversiones no sea cheques de pago diferido, un neto del 25% de inciso K.

En tanto, los de infraestructura, tienen que integrar un 30% con activos k.

A partir del 31 de diciembre, ambos tipos de fondos deberán elevar la porción al 40%. Y a partir del 31 de marzo de 2016, el 60%.

Tags relacionados