Fitch ubicó a la Argentina en "default restringido" y Moody´s rebajó la nota local

Es por la extensión unilateral de los plazos que definió el Gobierno para los distintos títulos de deuda. La nota de Moody´s no es la más baja, aunque lleva ímplicita la reestructuración de los bonos argentinos

Tras la suba de calificación de Standards & Poors, que ayer había rebajado la deuda argentina a "default selectivo" y que hoy la elevó a CCC-, la agencia crediticia Fitch también decidió bajarle el pulgar a la Argentina.  Por su parte, Moody´s también revisó a la baja los títulos argentinos, aunque todavía no los ubicó en la categoría de "default". 

Según informó la agencia de noticias Reuters, Fitch cree que el país está "en default de sus obligaciones soberanas" y que lo ocurrido constituye "un canje de deuda en problemas".

En concreto, decidió rebajar la deuda de largo plazo, tanto en dólares como en moneda local; así como también la deuda de corto a la categoría de default restrictivo.

“La rebaja se produce después de la decisión unilateral del Gobierno de extender el plazo de pago de algunas obligaciones , justificó Fitch.

“Fitch entiende que esta extensión de vencimiento se ha impuesto a los instrumentos que vencen el 30 de agosto, y se aplicaría a los siguientes vencimientos en las próximas semanas , dijo el comunicado de la agencia.

Una semana después de las PASO, la calificadora ya había anticipado que el default de Argentina era "probable" y había pasado la nota local de B- a CCC-. Y, en una visita al país su representante, hace sólo nueve días había anticipado que veía chances de que el país tenga que reestructurar su deuda.

En tanto, la calificadora Moody´s anunció hoy que revisó la nota de Argentina a la baja, en sintonía con "la creciente expectativa de pérdidas para los inversores como consecuencia de una presión cada vez mayor en las finanzas del gobierno, reflejada recientemente en la decisión del gobierno anunciada el 28 de agosto de postergar el pago de la deuda a corto plazo por un monto mayor a $8000 millones de dólares y de manifestar su intención de reestructurar parte de la deuda soberana a mediano y largo plazo", explicó la agencia en un comunicado.

En concreto, Moody´s bajó las calificaciones de B2 a Caa2. Las calificaciones sénior no garantizadas de las autorizaciones permanentes también fueron rebajadas a (P)Caa2 desde (P)B2. Estas calificaciones fueron colocadas en revisión para la baja, explicó la entirdad en un comunicado. 

En diálogo con El Cronista, Gabriel Torres, analista de Moody´s en Argentina,  explicó que el futuro de la nota argentina "Va a depender de los términos de la reestructuración y de cuánto va a ser la quita, entendida en pérdidas en valor presente neto para los inversores". 

Torres recordó que hace poco más de un mes la calificadora había cambiado la nota de Argentina de estable a negativa. "El 12 de julio mencionamos dos grandes temas que podrían impactar negativamente en los activos argentinos: la política y las políticas públicas y otro shock, aunque no podíamos prever en qué momento se iba a dar. Con parte de la deuda argentina en reestructuración, creemos que ya se dio", dijo.