Fitch decidió sacar a la Argentina del "default restringido"

Tras la cancelación de las letras que vencían el pasado 30 de agosto, la agencia crediticia revisó al alza el valor que le había puesto a la deuda nacional y la subió a CC. Sin embargo, decidió mantener la calificación local en un nivel bajo, CCC, lo que refleja su previsión "de que un default o una reestructuración de algún tipo es probable".

El viernes, la calificadora de riesgo Fitch había informado que reducía los títulos de deuda de corto plazo argentinos a categoría de "default restringido". Ahora, tras el decreto que firmó Mauricio Macri el domingo, la agencia crediticia dio marcha atrás y subió la nota de la deuda local a corto plazo a CC. 

Según justificó Fitch en una comunicación hoy, la decisión de elevar la nota argentina surge luego de que el Poder Ejectutivo cancele la deuda de las letras que vencían el pasado 30 de agosto. "Esto marca el primer pago de los instrumentos de corto plazo (Letes, Lecaps, Lecer y Lelink), bajo un nuevo cronograma que extiende los pagos posteriores cada seis meses hasta octubre de 2020", explicaron los analistas de Fitch. 

Sin embargo, decidió mantener la calificación local en un nivel bajo, CCC, lo que "refleja la previsión de Fitch de que un default o una reestructuración de algún tipo es probable".

"El gobierno ha anunciado planes para llevar a cabo un nuevo perfil de los bonos seleccionados a largo plazo emitidos bajo las leyes locales y extranjeras. Ha indicado que ya ha comenzado a involucrar a los tenedores de bonos de ley extranjera en un proceso de renegociación, y consultará al Congreso para seguir un curso similar con los tenedores de bonos de ley local", recordó el comunicado de Fitch. 

Con respecto al bono centenario, Fitch decidió ubicarlo en una categoría aún más baja, como lo es la de CCC, debido a los controles de capitales que comenzaron a regir en el mercado desde septiembre "y los riesgos de que estos se puedan reforzar aún más debido a las limitadas opciones de financiamiento externo,  especialmente cuando las autoridades intentan evitar una disminución continua de las reservas internacionales". 

Al mismo tiempo, analizó que estos controles cambiarios pueden afectar la capacidad del sector privado de acceder a los dólares para cancelar sus propias deudas.

 

Tags relacionados