Fabián Ciarlotti: "El dólar se calmó y la ansiedad también, pero aconsejamos que hay que estar diversificado"

Para el head de ICBC investments, especialista en inversiones offshore, la posibilidad de colocar en el mercado externo no quita que haya oportunidades en moneda local

El banco de capitales chinos ICBC lanzó hace casi dos meses la Banca Offshore, es decir, la opción para que sus clientes puedan invertir en el mercado internacional, sin embargo, a contramano de lo que podría interpretarse desde un primer momento ante un escenario en el que la crisis todavía no cesó, la estrategia sugerida por la entidad no es derivar el total de las inversiones del cliente al mercado externo, por el contrario, aprovechar las ventajas de ambas plazas.

Fabián Ciarlotti, presidente de ICBC investments, indicó que en el mundo de hoy en el que las empresas que conforman los indicadores bursátiles estadounidenses no se conocían 10 o 20 años atrás, por lo que es fundamental diversificar la cartera cuando se planea a largo plazo. Por otro lado, renace una disyuntiva, casi estructural, en la Argentina de hoy: "¿dólares o pesos?".

¿Cuáles fueron las primeras repercusiones de los clientes?

Lanzamos en junio la banca Offshore, y hace dos meses, poco antes de salir, estaban todos los clientes desesperados por abrir una cuenta afuera; veníamos del último repunte del dólar y la incertidumbre electoral. Ahora que el dólar se calmó, esta ansiedad también; de todas formas, nuestro consejo es que hay que estar diversificado. Si tenemos pasivos en pesos, pagar colegios, impuestos, contratos de alquiler, hay que estar posicionado en pesos, más si las tasas se ubican en 50%. Quién tenía esos compromisos e invertía en dólares, no solo debió venderlos sino que asumiendo una pérdida de 5% en junio. La idea es permitir tener ese balance en la medida en la que lo querés tener.

¿Y cuáles son las ventajas?

La apertura es en 24 horas y los costos muy competitivos. Cualquiera que esté interesado solo tiene que pasar por una sucursal del ICBC, en cualquier lugar del país, y escuchar la propuesta. Localmente tenemos todos los productos cuentas, tarjetas, bonos, acciones, fondos, 24 fondos con los que cubrimos todos los os espectro posible de inversiones, y ahora cualquier cliente de banca privada puede abrir en el exterior y acceder a cualquier acción, bono soberano o corporativo del mundo, 65.000 fondos comunes de inversión.

¿Cómo se hace para elegir entre 65.000 fondos?

Tenemos tres carteras Offshore, carteras eficientes en las que ya tenemos seleccionado los mejores fondos comunes, que se seleccionan con varios filtros, varios ranking mundiales. Pero también se pueden elegir fondos temáticos, por ejemplo tecnológicos o aluno que sigue solo farmacéuticas y hasta de compañías que descubren nuevas drogas. El abanico es muy amplio, pero sobre todo específico, si así lo quiere el cliente.

¿Hay alguna otra decisión que tomar además de elegir la moneda, el sector o en qué mercado se hace la inversión?

Es importante que el producto sea impositivamente eficiente. Por ejemplo, te cobran la renta financiera por lo percibido y no por lo devengado, entonces si mirás las carteras inversores estadounidenses, una proporción muy, muy grande, de fondos. Eso se da por dos razones, si a un fondo no lo vendes y pasan los años, nunca pagás la renta financiera, porque si bien devengaste no lo percibiste y, la segunda, es la alícuota, cuando se cobra el cupón de un bono, hay que pagar el 34%, y un 15% cuando lo venda, pero en un fondo, el cupón entra como cuotaparte y sigue avanzando; como tampoco hubo que venderlo, no lo pagás hasta que lo rescates.

Tags relacionados
Noticias del día