Zambaglione: "Una exit yield del 10% para los bonos argentinos post canje luce ambicioso"

El estratega de la financiera Balanz cree que el acuerdo de deuda es muy bueno y resaltó que hay prácticamente tres años a futuro con pocos vencimientos. Zambaglione también ve difícil que la Argentina rinda debajo del 11%

El Gobierno oficializó un acuerdo con los acreedores y se espera que haya una alta adhesión al canje de deuda. De ese modo, liberará importantes vencimientos de capital por los próximos cinco años. La expectativa es positiva hacia los bonos aunque los desafíos económicos siguen siendo un condicionante. Para analizar en profundidad los detalles del acuerdo y el futuro macro local, El Cronista conversó con Ezequiel Zambaglione, head de estrategia de Balanz quien ve difícil que los bonos de Argentina puedan rendir debajo del 11%

¿Qué le pareció el acuerdo de la deuda?

El acuerdo es muy bueno. Si el año pasado hablábamos de un acuerdo con un valor presente neto de u$s 54 y con prácticamente tres años con pagos muy bajos, íbamos a decir que era inaceptable para los acreedores, lo que marca que es un muy buen acuerdo para el Gobierno. Pensando en los niveles de aceptación, teniendo en cuenta que los grupos de acreedores tienen un 60% de los exchange bonds y 51% de los globales, si a esto le sumamos el 35% que supuestamente ya estaban adentro, prácticamente tendría cerrado un canje sin holdouts.

¿Cómo queda el perfil de vencimientos tras el acuerdo?

Hay prácticamente tres años con muy pocos vencimientos y luego se concentran entre 2025 y 2030, con aproximadamente u$s 8000 millones por año. Hay que tener en cuenta que eso incluye capital e intereses y representa menos de dos puntos de un PBI incluso bajo para la Argentina, con lo cual luce muy bien. Si a esto le sumamos los pagos de intereses a organismos internacionales, incluido el FMI, estamos hablando todavía de menos de tres puntos del PBI, totalmente razonable para cualquier país. De todas maneras esto no libera de tener que conseguir un equilibrio fiscal ni una política de crecimiento sostenido, pero sí da tiempo para lograrlo.

¿Podría la Argentina cotizar con una yield del 10% o es demasiado ambicioso dado el contexto?

Creo que una exit yield del 10% es ambiciosa. Primero, porque espero que puede haber salida de fondos que estaban con grandes posiciones en la Argentina y que quieran reducir un poco. Probablemente en u$s 50 veamos constantemente flujo de venta poniendo un techo al precio de los bonos. Eso implica tasas del 11%. Esos niveles de yield reflejan tanto incertidumbre política y como la económica. Hasta que no haya más claridad de cuál va a ser el tono político hacia adelante y un programa económico que genere mayor certidumbre a la resolución de los desequilibrios actuales veo difícil que los bonos rindan debajo del 11%. El próximo paso sería el acuerdo con el FMI, donde creo que las negociaciones pueden llevar más de lo esperado.

Los desafíos macroeconómicos continúan a pesar de la salida del default. ¿Qué opinás?

Definitivamente continúan. El mayor desafío de corto plazo es la salida de la pandemia, el manejo del exceso de liquidez producto de toda la expansión monetaria que se generó este año y el desafío de retomar el camino hacia el equilibrio fiscal. Esto último probablemente sea lo más fácil, ya que cierto rebote va a hacer subir la recaudación y mucho del gasto de este año tiene que ver con la pandemia, que en principio se podría eliminar fácilmente, pero el hecho de enfrentar un año electoral puede complicar ese frente. El gran desafío también es lograr anclar las expectativas de inflación, donde probablemente este año quede una inercia alta junto con mucha liquidez, y el año que viene la política te pida tasas bajas y aumento de salarios reales.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios