Eric Ritondale: "La volatilidad durará hasta que el mercado crea que el ajuste externo terminó"

El mercado se está devorando las buenas noticias a una velocidad sorprendente. Si bien lo que vemos en parte responde a un sell-off que atraviesa a todos los mercados emergentes, el MSCI upgrade, el acuerdo con el FMI  y el consecuente anuncio de una consolidación fiscal más rápida, entre otras medidas, no han logrado encapsular al riesgo argentino.

Las vulnerabilidades macro propias siguen estando allí y al final creo que son las que definen que los activos argentinos sigan siendo los más castigados, en un entorno que se está poniendo más difícil para los mercados emergentes.

En ese sentido, lo que más debe preocuparnos son las caídas en los precios de los bonos. Aunque no creo que veamos una recuperación en los precios hasta tanto se normalice el funcionamiento del mercado cambiario. Mucho menos de las acciones, que además han estado afectadas por factores más específicos. Por ejemplo, la posibilidad de cambios en la política energética. Creo que algunas de las promesas que allí se hicieron deberán ser revisadas.

La semana pasada, el mercado dio señales positivas respecto de las medidas que tomó el nuevo Banco Central, en tanto la volatilidad cambiaria y las tasas cedieron respecto a las semanas previas, e incluso este lunes, cuando en la licitación de Letes se renovó un porcentaje mayor que en la licitación anterior. Pero que el árbol no tape el bosque. La economía argentina hace varios meses que comenzó a atravesar un ajuste de su sector externo. No es un proceso que el Banco Central pueda ni creo que deba evitar, aunque sí debe administrarlo a efectos de preservar la estabilidad financiera. Dentro de todo, el balance de las últimas semanas es positivo-

En lo inmediato, el contexto internacional parece determinante, pero viendo más allá creo que la volatilidad cambiaria se extenderá hasta que el mercado se convenza de que el ajuste externo terminó. En lo personal, mirando los fundamentals macro, creo que estamos en un punto de partida donde puede comenzar a madurar ese convencimiento, aunque no creo que debamos esperar que sea inmediato ni que esté exento de sorpresas que puedan llegar del exterior.

Tags relacionados