En cuotas y más controlados: cómo usan los argentinos las tarjetas de crédito

La operatoria con plásticos trepó casi un 30% en agosto en comparación con el mismo mes de 2016. Cómo se utilizan y qué tener en cuenta al momento de adquirir una.

Si bien el consumo con tarjetas de crédito ha crecido casi un 30% interanual en el país, los argentinos se han vuelto más cuidadosos al momento de utilizarlas y optan por financiar en cuotas sólo las compras donde el importe a pagar es alto.

De acuerdo con los últimos datos informados por el Banco Central (BCRA), la operatoria con plásticos aumentó un 4,92% en agosto respecto al cierre del mes pasado y un 27,30% respecto al mismo mes de 2016.

“Podemos decir que durante la primera parte del año, los consumidores han usado los plásticos mayoritariamente para las compras en una sola cuota, volcándose a los préstamos personales para financiar compras a plazos mayores , indicó Guillermo Barbero, socio de First Capital Group.

Según un informe de la consultora, durante este periodo la operatoria a través de plásticos se ha reactivado con un importante salto luego de varios meses de estancamiento.

En cuotas y con cautela

Los consumidores este año están haciendo un uso más "controlado" a la hora de realizar compras con tarjeta de crédito. La mayoría opta por reservar su uso sólo para cuestiones muy puntuales o emergencias a fin de mes y prefiere usarlas cuando se ofrecen planes como Ahora 12 o Ahora 18.

Los datos se desprenden de una encuesta realizada por la consultora BA Canal, que revela una tendencia al uso cuidadoso de la tarjeta con el objetivo de restringir el endeudamiento, postergando consumos grandes para un futuro.

Aún así, según este informe, los viajes al exterior continúan siendo una categoría casi exclusivamente abonada con tarjeta y financiamiento.

Cómo elegir una tarjeta

Una de las recomendaciones mencionadas por el BCRA al momento de elegir una tarjeta de crédito es tener en cuenta la tasa de interés compensatoria que cobran las emisoras, los cargos asociados a su utilización y si la tarjeta a emitir será para uso nacional o internacional.

Dentro de los costos relacionados a la utilización del producto, tener en cuenta si se incluyen seguros de vida sobre saldos financiados, gastos administrativos, gastos de renovación y comisiones que se cobran por el retiro de dinero en efectivo, además del IVA sobre los intereses compensatorios.

Asimismo, analizar la tasa de interés compensatoria por financiar compras, la tasa de interés punitoria por no efectuar el pago mínimo que indica el resumen mensual, el monto de ese pago mínimo y las comisiones cobradas por superar el límite de compra (determinado en función del nivel de ingresos).

En esta línea, desde First Capital Group advirtieron que durante este mes se pondrá en vigencia el “cambio en la metodología de cálculo de la tasa límite para las tarjetas de crédito , lo que reactivaría el apetito de las tarjetas no bancarias por financiar cuotas y saldos.

Tags relacionados