En 3 años de gestión macrista cayó la cantidad de empresas que cotizan

La cantidad de firmas cotizantes llegó a 101 en 2017 pero bajó a 96 a fin del año pasado. De esta manera, la cantidad de empresas con oferta pública es inferior a la de 2015

Cuando Mauricio Macri llegó a la presidencia a fines de 2015 el mercado festejó con subas. En la previa del ballotage que ganó el actual presidente, el índice líder del mercado porteño superó los 14.000 puntos. Es que los inversores entendían que el gobierno de Cambiemos sería más amigable para el mercado que la gestión kirchnerista. Sin embargo, a casi 4 años de aquel momento, los resultados muestran un pico y posterior caída.

No hay saldo positivo en cuanto a la cantidad de empresas cotizantes durante los primeros 3 años de mandato macrista. Si bien en 2016 ingresaron Havanna y Supervielle al régimen de oferta pública, entre diciembre de 2015 e igual mes del año siguiente la cantidad de empresas listadas se mantuvo en 101, con 98 "grandes empresas" y 3 pymes. Lo que pasó fue que las 2 incorporaciones resultaron compensadas con el retiro de Editorial Perfil y Grafex.

Hay 99 sociedades cotizan acciones en el mercado local

A diciembre de 2017, en tanto, se anotó el punto máximo de cotizantes. Fueron 101, con 98 grandes empresas y 3 en el régimen pyme. Fue el mejor año del mandato de Macri, con 5 salidas a bolsa, ya que empezaron a cotizar Bolsas y Mercados Argentinos, Loma Negra, Molinos Agro, Cablevisión Holding y Laboratorios Richmond. En cambio, se retiraron de la oferta pública las acciones de Ángel Estrada y Compañía Hotelera Argentina.

Finalmente, el cimbronazo financiero se sintió en 2018 y la cantidad de cotizantes bajó a 96, 2 menos que hacia el final del mandato de Cristina Kirchner. Aunque el año pasado abrió su capital Distribuidora de Gas del Centro, se retiraron de la oferta pública Euromayor, Nortel, Petrolera Pampa, Petrobras Argentina, Central Térmica Güemes y Molino Cañuelas.

Menos inversores

Otro dato negativo es la cantidad de cuentas comitentes con saldo en Caja de Valores, es decir, el número de inversores que tienen depositados allí sus títulos valores. Esta variable se mantuvo en ascenso hasta el tercer trimestre del año pasado pero disminuyó con el clima de aversión al riesgo que se dio en los últimos meses de 2018.

En el primer trimestre de 2016 había 299.674 cuentas comitentes con saldo en Caja de Valores. Un año después, ese número se incrementó a 335.463 pero la cantidad de inversores alcanzó su punto máximo durante el tercer trimestre de 2018, cuando llegó a 405.337.

En cambio, en el último trimestre del año pasado más de 27.000 cuentas quedaron sin saldo y el total descendió a 377.832. Si bien el número continúa por encima del registro inicial de la era Macri, exhibe los coletazos de la crisis financiera de 2018.

En el último trimestre de 2018 hubo 27.505 cuentas de inversión que quedaron en saldo cero

La mayoría de las cuentas que se abrieron durante la primera parte del gobierno de Cambiemos pertenecían a personas físicas que llegaron al mercado en 2016 y 2017, con el auge de las Lebac, a través de fondos comunes de inversión o, directamente, desde su homebanking. Sin embargo, en la segunda mitad de 2018, como parte del intento de estabilización monetaria, las Lebac fueron desapareciendo y se extinguieron definitivamente en diciembre de ese año. Con ellas, las cuentas activas declinaron.

Pese a la caída que se vio a fin de 2018, la Comision Nacional de Valores expuso recientemente en un foro números actualizados que resultan más alentadores. Según el organismo regulador el mercado de capitales, la cantidad de inversores llegó a 672.600 en febrero de 2019. De ese total, 400.400 cuentas corresponden a personas humanas; 47.200, a personas jurídicas; y 225.000, a cuotapartistas que canalizados a través de los agente de colocación y distribución integral de fondos comunes de inversión.

Tags relacionados