Empresa china paga u$s 2,3 millones para comer con el gurú

Se esperaba que el resultado de la subasta superara los u$s 3,5 millones que se pagaron en 2012, pero los tiempos ya no son lo que eran. Incluso el año pasado el empresario Andy Chua, de Singapur, pagó u$s 2,2 millones. Un almuerzo con Tim Cook, CEO de Apple, recaudó hace quince días u$s 200.000

Para empezar, hay que ahorrarse la pregunta. Son pocos los mortales que tienen, en el bolsillo, unos u$s 2,3 millones. De ese reducido y afortunado grupo, probablemente no exista ninguno dispuesto a pagar ese dinero
por un almuerzo. Y sin embargo, el número podría crecer a unos pocos si el anfitrión es uno de los hombres más ricos del planeta (pero también más admirados por su conocimiento financiero): Warren Buffett. Hace algunas horas se cerró la subasta que cada año convoca al bueno de Buffett para compartir algunas horas
y un bife con algo de ensalada.

Da Lian Zeus Entertainment es la empresa china de juegos que pagará ese dinero. Y aunque se esperaba que se superara los u$s 3,5 millones que se pagaron en 2012, lo concreto es que los tiempos ya no son lo que eran. Incluso el año pasado el empresario Andy Chua, de Singapur, pagó u$s 2,2 millones.

La subasta en eBay señala que el ganador puede llevar hasta siete amigos o colegas y todos ellos -incluido el propio Buffett-, suelen comer en el restaurante de carnes Smith & Wollensky de Nueva York, cuyo fundador, Alan Stillman, ha donado al menos u$s 10.000 a GLIDE, el organizador de la subasta, para ser anfitrión.

Para muchos no se trata sólo del “sabor del encuentro”. Y si bien muchos empresarios esperan ganar la  subasta para acceder a la oportunidad de sentarse a la mesa con el Oráculo de Omaha, hay otros que buscan algo más: por ejemplo el ex gestor de fondos Ted Weschler, es la única persona que ha trabajado para  Berkshire Hathaway después de ganar dos subastas consecutivas, donde gastó casi u$s 5,3 millones. Desde que Buffett comenzó la tradición en el 2000, sus almuerzos ya recaudaron u$s 20 millones para Glide, la  organización de caridad de San Francisco.

El ejemplo que sigue Cook

No es un tema gastronómico, ni de menú. Tampoco de oferta y demanda. A la hora de subastar la oportunidad de almorzar con el gran Tim Cook, CEO de Apple, los comensales parecieron este año más tímidos a la hora de abrir su billetera.

En rigor, y de acuerdo a los resultados de la tercera subasta benéfica anual realizada en Charitybuzz, el  almuerzo con Cook recaudó hace quince días u$s 200.000 que serán donados a la organización de defensa de los derechos humanos RFK cuyo objetivo es lograr “un mundo justo y pacífico mediante la asociación con líderes de los derechos humanos, la enseñanza de la justicia social, y la promoción de la responsabilidad corporativa”.

A la luz de los resultados, se pagó 10 veces más el almuerzo con Buffett que con Cook, para los especialistas, la principal diferencia radica en que un almuerzo con Buffett ‘promete consejos que valen oro‘ mientras que la comida con Cook depara experiencias que pueden servirle a alguien relacionado exclusivamente con el mundo de la tecnología.

Sin embargo, para los que sostienen esta idea resulta bastante complejo explicar por qué en las dos  ocasiones anteriores que se subastó un encuentro a beneficio con Cook, los ganadores terminaron ofreciendo montos mayores.

Según señala el sitio de Internet MacRumors, en 2013 la subasta Charitybuzz para “tomar un café con Cook” finalizó con u$s 610.000 recaudados mientras que la celebrada el año previo, también un almuerzo, logró u$s 330.001.

Tags relacionados