El riesgo país se acomoda a los nuevos bonos del canje: se desplomó casi 50% a 1104 puntos

Sin embargo, este nivel es un 30% mayor a los 850 que mostraba el indicador antes de las PASO de agosto de 2019.

A medida que se va normalizando la operatoria de los bonos argentinos tras el canje de deuda, éstos van tomando mayor volumen y terminan de conformar la nueva curva soberana. Este jueves, los papeles operaron a la baja con caídas de hasta 2,8%. La expectativa sigue estando en que la normalización de la curva continúe y que los precios converjan hacia niveles de tasas más bajas, llevando a los precios de los bonos a niveles superiores.

Tal como se esperaba, el riesgo país se desplomó casi 50%, hasta los 1083 puntos ante la incorporación de los nuevos bonos. Este nivel es un 30% mayor a los 850 que mostraba el indicador antes de las PASO de agosto de 2019. Sin embargo, con el correr de la rueda recuperó algunos casilleros y cerró la jornada en 1104 unidades. 

Los bonos de legislación internacional dejaron mayoría de correcciones en los distintos tramos de la curva soberana. Los vencimientos más cortos dentro de la curva mostraron caídas de hasta 2,86%, encabezados por el Global 2029. El bono a 2030, por su parte, perdió 1,52%. En la parte media de la curva se vieron bajas respectivas de 2,59% y 1,41% para los Globales 2035 y 2038. En el extremo más largo, en tanto, también operó en rojo el Global 2041, que cedió 1,65%, mientras que el Global 2046 dejó una suba de 0,62%. De esta manera, el rendimiento de dichos títulos se situó entre 11% y 12%.

Dichos rendimientos de los nuevos bonos no solo los ubican por encima de los niveles de Ecuador, que salió a cotizar al 10% sino que también son valores muy por encima de los niveles de países similares a la Argentina que cotizan con tasas de entre la mitad y un cuarto de la tasa que muestran los actuales bonos argentinos.

Aún con el canje de deuda, el riesgo país sigue estando cerca de 30% por encima de los niveles previos a las PASO de 2019. En agosto de 2019 el riesgo país operaba en niveles de 850 puntos, y luego se triplicó hasta los 2500 puntos tras el resultado de las elecciones primarias que dio como ganador al actual formula presidencial, Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner 

Los analistas de Portfolio Personal Inversiones (PPI), comentaron que el mercado local se mantiene expectante a que los nuevos bonos comiencen a operar en moneda extranjera.

“Por el parking esta semana los mismos vienen operando únicamente contra pesos. A medida que se realicen las primeras transacciones en dólar billete y cable, se esperan mayores volúmenes de negocios. Al mismo tiempo, la atención se centra en la remedición del índice del riesgo país , el cual se espera que baje fuertemente una vez que se empiecen a considerar los nuevos títulos emitidos , explicaron desde PPI.

Los analistas de Criteria mantienen la expectativa positiva sobre los bonos argentinos esperando que las tasas compriman hacia niveles inferiores, permitiendo una mejora en el precio de los bonos.

Concretamente, Nicolas Max, head de asset management de Criteria afirmó que hay una posibilidad de mejora para los bonos argentinos impulsado por la resolución del conflicto con los acreedores privados y el inicio de las negociaciones con el FMI.

“Argentina sale del default al reestructurar más de u$s 100.000 millones en pasivos y despejar significativamente el horizonte financiero para los próximos años. La salida del default presenta una oportunidad de carácter táctico para quienes estén dispuestos a asumir riesgo local. Creemos que hay una posibilidad de mejora en el margen para los bonos argentinos impulsado por la resolución del conflicto con los acreedores privados y el inicio de las negociaciones con el FMI. Sin embargo, creemos que el recorrido será largo y de momento el país sigue fuera del acceso a financiamiento en los mercados internacionales , dijo Max.

El head de asset management de Criteria remarcó que para ver una consolidación en los precios se deberán dar señales que apunten a alcanzar objetivos fiscales y normalizar las cuentas públicas.

“Más allá del corto plazo, aún no estamos en condiciones de visualizar una tendencia sostenida de recuperación de precios de la deuda soberana, lo cual requerirá de un compromiso de mediano y largo plazo con el equilibrio de las cuentas públicas, y reformas de carácter estructural que cementen las bases para un crecimiento sostenido de la economía , comentó Max.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios