El paro del campo puede ser una amenaza para el dólar solo si se prolonga en el tiempo

Tanto el precio de la divisa como el de las acciones podrían sufrir consecuencias por el conflicto entre el Gobierno y los ruralistas. En cuanto a la deuda, un conflicto político más no favorece a las negociaciones.

El último incremento en las retenciones a la soja hizo que el campo optara por ir a un paro de cuatro días, medida que empieza este lunes. Por el lado del Gobierno, aseguraron que las negociaciones ya se hicieron y que incluso hubo concesiones.

Así, el mercado de cambios, de acciones y de bonos abre la semana con un nuevo conflicto que procesar. Si bien los expertos no ven un problema para las inversiones en lo inmediato, advierten que no hay que desestimar el enfrentamiento si la disputa se extiende en el tiempo.

El cepo al dólar hace que las operaciones de cambios no sean genuinas: las ventas de agrodólares no significan demasiado porque la demanda está atada a los controles. De todas formas, la temporada de cosecha gruesa está cerca y la entrada de divisas es necesaria, ya sea para que el Banco Central no se vuelva el único oferente, y menos cuando las reservas escasean, si no para el cobro de las retenciones en beneficio de las arcas fiscales.

"Si no hay mucha venta de granos, seguramente se va a notar menos oferta. El efecto es diferido porque lo que vende el productor tarda unos días en llegar al mercado de cambios", señaló Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio. En esa línea, recordó que "el promedio diario de venta es bajo", y que "el cepo opera de forma de aislar los efectos en el mercado de cambios por las fuertes restricciones que impone el Central".

Según Pablo Tutor, de Gardel Trading, el paro "afectaría solo en el caso de que se repitiese el desabastecimiento del 2008 y/o hubiese una percepción de que eso podría volver a ocurrir". A su vez, indicó que, "de otro modo, eventualmente, solo influirá en la tasa de crecimiento económico y/o recaudación fiscal, pero no un efecto cambiario de corto plazo".

En lo que respecta a las acciones o los bonos, solo las primeras podrían sufrir algún condicionamiento, aunque en papeles muy puntuales.

"De las empresas que cotizan, habría que ver las que tiene algún tipo de producto agroindustrial exportador, como pueden ser Cresud o San Miguel. Después habría que estar atento a si los cortes afectan la distribución de algunas empresas", advirtió Alejandro Bianchi, fundador de asesordeinversiones.com.

No obstante, tal como aclaró Rubén Pasquali, analista de Fernández Laya, "la noticia del paro ya está en los precios", por lo que no habría efectos "salvo que se alargue" la disputa. Nery Persichini, jefe de Estrategia de GM Capital, señaló lo mismo: "Hay que esperar para ver si el nuevo conflicto se extiende en el tiempo".

Para Persichini, "el conflicto trae nuevas dosis de incertidumbre política y económica en general más que algo particular", y en ese sentido agregó: "Las valuaciones ya están muy bajas por las dudas respecto de la solución del canje de deuda, la vulnerabilidad macro, la falta de un plan económico, la tendencia a regular precios clave (como las tarifas) y el perfil poco market friendly del gobierno. Y por si fuera poco, en las últimas jornadas el deterioro se agravó por el temor al coronavirus".

Tags relacionados
Noticias del día