El dólar superó los $ 40 y la tasa anotó su tercera suba consecutiva

La divisa, que se mantiene dentro de la zona de no intervención, ganó 50 centavos promedio luego de comenzar la rueda con una baja de 20 centavos. El volumen negociado fue récord.

El dólar revirtió la baja inicial y cerró el martes con una suba promedio de 50 centavos, que lo llevó a operar por encima de los $ 40 en bancos de la City porteña por primera vez en el año, mientras que la tasa de Leliq marcó su tercera suba consecutiva.

El dólar mayorista finalizó a $ 39,27, 47 centavos arriba, niveles que no alcanzaba desde octubre pasado.

En el mercado minorista, el billete mostró un comportamiento similar y luego de caer 20 centavos en el arranque finalizó 50 centavos arriba en la pantallas del Banco Nacion (BNA) donde escaló hasta los $ 40,20. El promedio entre bancos que realiza el Banco Central (BCRA) fijó el precio del billete en los $ 40,32, lo que representa un avance de 52 centavos.

 

 

La divisa se mantuvo así dentro de la zona de no intervención que para el martes fijaba un piso de $ 38,37 y el techo en los $ 49,65.  El dólar blue se colocó en los $ 38,75.

El volumen operado en el segmento contado fue el más alto del año al alcanzar los u$s 922,089 millones, sin que se registraran operaciones en el segmento de futuros MAE.

"La demanda de cobertura y para atender cambios de portafolios de inversión justificaron el repentino y brusco cambio en los niveles del dólar ", explicó a El Cronista Gustavo Quintana de PR Cambios.

Fuentes de mercado atribuyeron la suba a que en la licitación de las Leliq de ayer el BCRA no licitó todo lo que vencía -vencían $ 190.000 millones pero se renovaron $ 180.000- vieron en esto un motivo de cambio de cartera.

A ello se sumó que los datos oficiales mostraron que la inflación no cede y pone en riesgo las ganancias para quienes hacen carry, que cuentan con un IPC más bajo y un mercado cambiario estable para beneficiarse de las altas tasas de interés locales

Mauro Mazza de Bull Market Brokers coincidió al señalar que "hay algo en la forma de como se licitó", peró agregó que además "se vio que un banco brasileño y uno de Asia siguieron desarmando posiciones de clientes en sus gestoras de fondo y yéndose".

"Quedaron posiciones en off side desde la última dosposicion sobre los fondos. Se sumó que trigo ya bajó a la mitad la liquidacion y cualquier movimiento de cartera financiera en pesos lo mueve", agregó.

Tercera suba de tasa

El Banco Central licitó ayer Leliq por $ 180.000 millones, en una rueda en la que vencían $ 190.000 millones. La tasa promedio de corte se ubicó en 44.486%, por encima del 44,31% del lunes.

En las dos últimas ruedas la tasa de Leliq subió y significó un cambio en la tendencia a la baja que mostraba desde octubre pasado cuando arrancó por encima del 70%.

"Yo sigo viendo como principal motivo a esta suba la baja de tasas que se dio muy fuerte, aún cuando el Banco Central absorbía pesos. Esos pesos que iban sobrando han dedicido que a determinada tasa ya no es negocio mantenerse", explicó el analista Financiero Christian Buteler.

Sostuvo que el dólar "venía mostrando una suba que se aceleró" y planteó que es "una reacción normal al exceso de pesos" y una tasa que "no premia lo suficiente para poder mantener esa posición".

Por su parte, Mazza graficó "el banquero central maneja la tasa, y tarda en reaccionar a movimientos diarios o semanales financieros, a veces ni siquiera le dan bolilla, pero con agregados, la demanda de dinero manda, y esta es sensible no solo a lainflación, sino tambien dólar o la propia baja de tasa".

"Por eso se mueve para arriba, se mueve para abajo. Es así y está bueno, porque autoregula sin esperar que la tasa la ponga a dedo la autoridad monetaria", detalló.

El lunes, después del mal dato de inflación de enero y las expectativas de un piso alto para  febrero, el Central reaccionó anunciando un objetivo más exigente para su meta de base monetaria fijada para este mes.

El organismo va a mantener la base monetaria (el dinero que circula en la economía) por debajo de la meta comprometida con el Fondo Monetario Internacional. O sea, la política monetaria será aún más dura de lo acordado.

Dejando otras variables de lado, por ejemplo la evolución de la demanda de dinero, una meta de base monetaria más exigente tiende a hacer subir la tasa.

 

 

 

Tags relacionados

Noticias del día