El dólar terminó febrero con su mayor suba desde octubre

El dólar mayorista avanzó $ 1,83 en el mes con el aval del Banco Central (BCRA) en un intento porque la moneda no se retrase en momentos que la crisis del coronavirus genera una depreciación generalizada de las monedas de la región.

El dólar mayorista cerró febrero con su mayor suba desde octubre del año pasado, mes marcado por las elecciones presidenciales. En el MULC, la divisa terminó la última semana del mes con un avance de 37 centavos, salto que estuvo impulsado por la depreciación que mostraron el resto de las monedas de la región en las últimas cinco ruedas, en medio de la crisis financiera que desató el coronavirus.

El avance estuvo avalado por el Banco Central (BCRA) que fue subiendo el precio de la ficha por u$s 50 millones que coloca a diario en el MULC.

En las pantallas del Banco Nación (BNA) el billete cerró el mes a $ 64, $ 1 por encima de la última rueda de enero.

El promedio entre bancos que realiza el BCRA finalizó febrero a $ 64,26, una suba de 23 centavos el viernes y de $ 1,03 para el mes. De esta forma, el dólar "solidario" trepó a $ 83,54.

"La variación mensual del tipo de cambio mayorista es la más alta desde octubre del año pasado", destacó Gustavo Quintana de PR Cambios.

 

 

El dólar blue se movió en los $ 77,75.

"Con un sistema de “crawling peg – estrategia utilizada por el BCRA durante febrero para depreciar el peso en forma controlada– el dólar mayorista mostró pequeños saltos diarios y fue subiendo constantemente contra el peso, incluso la compra que el mismo ente regulador demandaba en el sistema Siopel", explicaron desde ABC Mercado de Camios.

Y remarcó que de esta forma la devaluación del peso contra el dólar en el mes que finalizó fue de $ 1,86 que traducido en tasa nominal anual fue de casi 38%. 

En la misma linea, el economista Gustavo Ber apuntó a la estrategia del BCRA de "validar un gradual deslizamiento del dólar mayorista para acompañar la debilidad de las monedas emergentes dentro del ¨flight-to-quality¨ global".

"Dicho reacomodamiento -combinado con la relativa calma del dólar MEP y CCL- siguen dejando como saldo brechas alrededor del 30% a pesar de la fuerte expansión monetaria y la baja de tasas, lo cual viene sorprendiendo a los operadores pero aún así representa un frágil equilibrio", agregó.

Tags relacionados