El Central intervino fuerte para que el dólar cierre la semana por debajo de $24

La autoridad monetaria colocó u$s 1102 millones para pisar el billete, luego de que el minorista tocara los $ 24,30. En el MULC, la divisa alcanzó un techo de $ 24,22 pero la última operación pactada fue a $ 22,95. Qué piensan los analistas.

El Banco Central (BCRA) intervino a lo largo de toda la rueda para lograr contener el dólar. Sin embargo, el minorista se fue por encima de los 24 pesos y rozó los $ 24,30 en las pantallas del Banco Nación (BNA) y el mayorista trepó hasta los $ 24,22 pero en el cierre la última operación pactada fue a $ 22,95.

Sobre el final, la autoridad monetaria intervino con la misma cantidad que había volcado en distintos tramos de la sesión. Según operadores consultados por El Cronista, a los u$s 500 iniciales, sumó entre u$s 500 y 700 sobre el final para dar una señal. De esta forma, colocó u$s 1102 millones.

Fue entonces que sobre el final, la divisa retrocedió y cerró a $ 23,70 en el Nación, 60 centavos arriba respecto del cierre de ayer.

 

 

 

 

El volumen negociado en el segmento de contado fue de u$s 1.616,860 millones, mientras que en futuros MAE se movieron u$s 14 millones. Por otra parte, el Banco Central recompró Lebac por $ 30.000 millones en el mercado secundario.  

"El importante volumen de negocios tuvo significativa intervención del Banco Central. La marcada volatilidad que mostró el recorrido del tipo de cambio, consecuencia de la intensa actividad oficial", explicó Gustavo Quintana de PR Cambios.

En la semana que termina, el dólar mayorista ganó 1,46 pesos, la suba semanal más importante desde diciembre de 2015

"El mercado todavía no está convencido que el BCRA pueda bajar el dólar, por eso no baja", señaló el analista financiero Christian Buteler.

Consideró que el mercado "todavía no percibe que se pasó la suba" y consideró que la entidad "debería cerrarlo al mismo precio o igual que ayer", aunque ello signifique utilizar reservas.

Por su parte, el economista Amilcar Collante, opinó que "el mercado continua corriendo contra el peso y pese a tasas muy elevadas e intervenciones directas no puede contenerlo".

"Todavía no hay un techo para el tipo de cambio", analizó.

Si bien el Gobierno avanza en un acuerdo con el FMI, el mercado parece todavía no haber encontrado la calma.

Según el Instituto Argentino de Finanzas (IAEF), las condiciones financieras de la economía argentina se “deterioraron en abril y son “las menos confortables desde octubre 2016, tanto por factores locales como externos.

Según ese trabajo -elaborado por esa entidad junto con la consultora Econviews- “una destacable merma en la liquidez global y en la confianza entre bancos del exterior, llevó a estas dos variables a zona de estrés en los últimos meses y a marcar en abril sus peores registros desde la crisis financiera de 2008 . 

                             

Tags relacionados

Noticias del día