El circuito de los dólares: se piden desde una ventanilla pero llegan de EE.UU.

Por el aluvión de clientes que pedían sus dólares, las sucursales debieron reforzar el stock, pero la entrega no es inmediata porque el proceso resulta más complejo que el imaginado por la mayoría de ellos.

Frente a la disparada del dólar que empujó a una importante salida de depósitos en dólares, los bancos repiten que están líquidos. Pero, ¿qué es estar líquidos? Significa que tienen la capacidad de cumplir con sus compromisos financieros, que el dinero necesario para responder está.

El problema es dónde está, ya que los clientes se acercan a las sucursales y exigen por ventanilla que se lo entreguen, incertidumbre y nerviosismo de por medio, "inmediatamente". Sin embargo no es tan simple, porque incluso en un contexto distinto al actual, en escenario de estabilidad y calma, las sucursales pueden no contar con la totalidad del dinero "físico", los billetes.

La demanda de los últimos días superaba en diez veces el stock de las sucursales. La razón por la que los billetes no están en el banco es simple: si no los invierten, si están en una bóveda, el banco pierde plata.

Así, ante la necesidad de acceder al dólar papel, la última instancia del pedido del dinero no es la casa matriz, ni el Banco Central (BCRA), sino Estados Unidos. Allí es donde se imprimen la moneda estadounidense y desde allí es que llegaron, en cantidades que, según se estima en el mercado, fue cinco veces mayor que los montos importados habitualmente cada semana.

En general, los bancos se encargan de abastecerse de dólares de manera particular, privada; sin embargo, ante la escalada que mostró la crisis, el Central hizo su parte. La entidad termina siendo un salvador de última instancia en una situación extraordinaria. Y bajo este circuito:

  • 1. El pedido

El proceso de importación comienza en la Gerencia de Operaciones Externas, en la Mesa del Banco Central.

Es el área que recibe el pedido de dólares de los bancos. En el mercado creen que, como desde el lunes se percibe día a día una merma en el retiro de fondos de las cuentas bancarias, las entidades no necesitarían hacer nuevos pedidos.

"En este momento, los bancos tienen en su poder lo dólares que necesitan para afrontar esta coyuntura", dijo una fuente del sistema financiero en off the record.

Claro que ello no impide que, en lo inmediato, vuelvan a hacer una solicitud en caso de resultar necesaria.

  • 2. Derivación

Es Contrataciones, del BCRA, quien se encarga de derivar el pedido de importación a la empresa transportadora que ganó la licitación para este servicio. Con la documentación del Banco Central, esta misma compañía retira los dólares de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) en Miami o en Nueva York.

  • 3. Traslado

Es una empresa externa la que hace el traslado de Tesoro a Tesoro.

El envío es en avión, en un vuelo comercial, en el cuál se trasladan los billetes al igual que lo hacen pasajeros y valijas; llegan al aeropuerto de Ezeiza y pasan por la Aduana. Los pasajeros jamás se enteran: es lo primero en bajar de la bodega de cargadel avión.

  • 4. Reparto

La Gerencia de Operaciones del Tesoro es la encargada otorgar los dólares a cada banco. En la City explicaron que si bien "el servicio es caro, no lo paga el BCRA, porque después la entidad le cobra por ese servicio a las entidades financieras".

Aunque el intermediario en épocas de crisis es el Banco Central, el circuito desplegado es de bóveda a bóveda, por lo que el organismo no está involucrado en el proceso.

El traslado internacional puede completarse en 24 horas hábiles, y luego los dólares se derivan a las sucursales, en distintos plazos, según la distancia. Por ejemplo, en pequeños conglomerados urbanos la distribución puede tardar una semana por el alto costo de traslado.

Tags relacionados

Más de Finanzas y Mercados