El balance de la semana en el mercado en cinco datos

Los movimientos alcistas de principios de noviembre se fueron agotando en las últimas semanas con un importante cambio de tendencia en los precios de los bonos soberanos en dólares

Desde el pico de mediados de mes de los bonos ley Argentina de alrededor de USD 38.4, el precio promedio de estos títulos (que devengan intereses insignificativos los primeros años) disminuyó hasta los USD 36/37 actuales. Mientras que los de legislación extranjera pasaron de USD 40.33 hasta los USD 36.8.

En este contexto, el Riesgo País cierra en niveles de 1.422 puntos, marcando un aumento de 50 unidades con respecto al viernes anterior, alejándose de los mínimos de 1.321 pts del 16 de noviembre.

El Tesoro sigue consiguiendo financiamiento en el mercado

Nuevamente, sin sorpresas, logró cubrir la totalidad de los vencimientos semanales de deuda en pesos. El Ministerio de Economía adjudicó $112.600 millones, consiguiendo un importante monto de financiamiento considerando los vencimientos en torno a los $90.000 millones de este viernes.

En tanto, en las próximas licitaciones buscarán rolear vencimientos por al menos $145.000 millones. Las mismas serán los días 15, 18 y 28 de este mes. Puntualmente, la del 15/12 será una subasta un canje para la conversión de títulos elegibles, de acuerdo a los términos del artículo 7 de la Ley 27.561.

Caen los dólares financieros pero continúa la venta de divisas

Por otro lado, no hubo fuertes cambios en la dinámica cambiaria esta semana. El Banco Central mantiene las ya recurrentes intervenciones diarias que buscan corregir los desequilibrios de la oferta y la demanda regulada.

Mientras tanto, los tipos de cambio implícitos retrocedieron con respecto al cierre de la semana pasada. El contado con liquidación cerró este viernes en $145, cayendo un 2.8% en la semana. El dólar bolsa, por su parte, descendió 2.1% hacia los $142. Este último llegó a ubicarse por debajo del dólar solidario, que ajustado por el anticipo de ganancias, se mantuvo en niveles de $143/$144 -cosa que no ocurría desde principios de año-.

Las acciones argentinas cerraron otra semana positiva

Pasando a la renta variable, el Índice Merval cerró esta semana en rojo pero influenciado por la caída del CCL, cotiza implícito en el precio de las acciones. De esta forma, el Índice cayó un 1.3% donde se vio un panel mixto con algunos ganadores y perdedores. Entre los de mejor performance de la semana, se encuentran TECO2 con una suba del 6.75%, mientras que atrás lo seguían TRAN (+4.45%), CRES (+4.05%), COME (+3.4%), MIRG (+1.98%) y TGS (1.6%). En sentido contrario, TGNO4 cayó un 5.5% en la semana, seguido por BMA (-5.08%), SUPV (-4.47%), BBVA (-4.2%) e YPF (-4.02%), donde se evidencio una semana pesimista para los bancos.

Nuevos máximos para Wall Street

Afuera, los mercados internacionales cierran otra semana positiva con subas de entre 1.0/2% en promedio. Se trata de la quinta suba semanal consecutiva, una tendencia que fue impulsada con las noticias de la vacuna a principios del mes de noviembre. Al día de hoy, la vacuna de Pfizer ya tiene la autorización de emergencia para ser aplicada en el Reino Unido, y se espera que pueda ser distribuida en el resto de Europa y en Estados Unidos antes de fin de año. 

El sentimiento mejoró, además, ante la posibilidad de un nuevo paquete de estímulos fiscales. Esta semana se retomaron las conversaciones y aumentó el optimismo con respecto a un acuerdo en el Senado. Un punto clave para sostener la recuperación económica en los próximos meses. Al mismo tiempo, será importante analizar la visión de la FED en la última reunión del año el próximo 15 de diciembre. 

El mercado laboral no logra recomponerse

Los mercados subieron a pesar de la debilidad del mercado laboral. Según las cifras oficiales, la economía estadounidense agregó apenas 245.000 puestos de trabajo en noviembre. Un número que se ubica muy por debajo de los 440.000 nuevos puestos que estimaban los analistas del mercado. La desaceleración en la creación de empleo tiene en gran parte que ver con la nueva ola de casos que vimos durante el mes pasado. Sin embargo, la tasa de desempleo estuvo a la altura de las expectativas al caer al 6,7% desde el 6,9% de octubre.

Está claro que el mercado laboral norteamericano presenta dificultades para recomponerse, lo que presiona aún más al Gobierno por una nueva ronda de estímulos. Un punto que podría estar explicando la divergencia entre el dato económico y la reacción del mercado.

Lo que vendrá

En cuanto a la semana que viene, se espera que el ritmo del mercado lo vaya marcando el progreso (o retroceso) en las conversaciones por una nueva ronda de estímulos fiscales. Hay que ver si se logra avanzar sobre el proyecto bipartidista de un paquete de USD 908 mil millones en el Senado. Entendiendo que cualquier revés en las negociaciones impactará sin dudas en el sentimiento del mercado. 

Al mismo tiempo, nos mantenemos atentos a la reunión de la Administración de Alimentos y Medicamentos del jueves en donde se decidirá si se aprueba o no la vacuna de Pfizer y BioNTech en Estados Unidos. En lo monetario, todos los ojos están en Europa. El martes será la última reunión del BCE donde se espera cierta flexibilización de la política monetaria -aunque no se prevé cambios en la tasa-. 

En lo local, la expectativa se mantiene sobre las negociaciones con el FMI y cualquier señal positiva desde el Gobierno. En lo económico, tendremos los datos de actividad.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios