El agua empezó a cotizar en Wall Street: qué implica y cómo son los contratos

La cotización se basa en un indicador de precios de los futuros del agua en California. Estos contratos de futuros no requieren entrega física de agua y son puramente financieros.

El agua comenzó a cotizar esta semana en el mercado de futuros de materias primas de los Estados Unidos. Debido a la escasez de este bien, su precio fluctuará ahora como lo hacen el petróleo, el oro o el trigo.

Las cotizaciones reflejarán las variaciones del índice Nasdaq Veles California Water Index, con el ticker NQH2O, y se basa en un indicador de precios de los futuros del agua en California. Allí, el lunes inició su camino bursátil al finalizar su primera rueda con una cotización de u$s 486,53 por acre-pie, una medida de volumen utilizada normalmente en Estados Unidos equivalente a 1233 metros cúbicos, indicaron las agencias Télam y EFE.

El precio del agua en California se duplicó en el último año, según este indicador, y con la mayor escasez de este bien, la llegada al mercado de materias primas permitirá una mejor gestión del riesgo futuro, de acuerdo con los expertos.

Según CME Group, los nuevos contratos permitirán una mejor gestión del riesgo asociado a la escasez del agua y al mismo tiempo realizar una mejor correlación entre oferta y demanda en los mercados.

Aunque el índice está basado en los precios de las principales cuencas fluviales de California, donde la escasez del agua aumentó, este valor podrá ser usado como referente para el resto del mundo en los mercados del agua.

Estos contratos de futuros no requieren entrega física de agua y son puramente financieros, basados en el precio semanal promediado entre las cinco principales cuencas de California hasta 2022.

El nuevo índice permitirá no tener que recurrir a una estimación del precio futuro del agua, sino a cuáles son las expectativas de los principales actores de este mercado.

China y Estados Unidos son los principales consumidores del mundo de agua y, según Naciones Unidas, 2000 millones de personas viven en países con graves problemas de acceso al agua, mientras que en los próximos años, dos tercios del planeta podrían experimentar escasez de agua y millones de personas verses desplazadas.

La explotación excesiva de este recurso por el sector primario, la industria y el consumo humano, así como el cambio climático, llevaron a que este recurso sea cada vez más escaso.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios