Dudan de la efectividad del plan del BCRA para calmar al dólar con la suba de tasas

Pese a la suba de tasas de los depósitos por parte del Central, en el mercado advierten que no alcanza con respecto a la suba de precios que se viene

Si bien el Banco Central (BCRA) subió la tasa de plazo fijo al 37% anual, sigue siendo negativa frente a la inflación que se avecina.

El último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del BCRA arroja una inflación del 52,1% para los próximos 12 meses. Y lo que se debe analizar no es el alza de precios pasado, sino el que se viene, porque al hacer un depósito se lo hace para adelante, y no para atrás.

Fausto Spotorno, de OJ Ferreres, cree que el impacto de esta suba puntual va a ser bajo: “El BCRA viene subiendo las tasas ya desde hace un mes con el objetivo de frenar la suba del dólar y mantener las tasas reales positivas .

Gustavo Neffa, de Research for Traders, sostiene que el BCRA apela a una vieja herramienta de control del tipo de cambio nominal vía aumento de tasas de interés para minoristas y también para bancos vía aumento de la tasas de pases.

“A corto plazo el Gobierno controla el mercado de cambios, pero sigue atacando las consecuencias o controlando la demanda y restringiendo la oferta. Son todas herramientas de corto plazo preparándose para un bimestre noviembre-diciembre con más de $ 750.000 millones de vencimientos y un elevado déficit fiscal. Atravesando además el trimestre de menores liquidaciones de divisas del año, y llegando a fin de año al inicio de un período estacionalmente alto en la demanda , señaló.

Para Pablo Repetto, de la consultora Rubinstein, se trata de una señal que funciona solo como un paliativo temporario en un contexto donde la inflación subió fuerte y superó las expectativas y en el cual la situación cambiaria sigue siendo altamente inestable: "Ante el panorama de brechas que siguen muy altas a pesar de que el gobierno apela a todo tipo de estrategias para bajarlas y con la presión alcista en precios parece voluntarista lograr cambiar la dinámica con  una suba de tasas tan modesta". 

Para Mariano Sardáns, CEO de FDI, la reacción del Central llega tarde y es escasa. A su juicio es necesario elevar mucho más la tasa: “La única forma de calmar al ahorrista o al institucional es darle una tasa positiva frente a la inflación .

Andrés Mendez, titular de AMF Economía, coincide en que el Banco Central llega algo retrasado con las medidas, porque los datos sobre evolución de los plazo fijo en pesos se desmoronaron a partir de mediados de septiembre y descendieron nominalmente (medidos en promedio de saldos diarios) en octubre. Considerando la tasa de inflación registrada en octubre se deduce que quien permaneció en depósitos a plazo perdió capacidad de compra de sus fondos.

Méndez duda de que una tasa del 3% mensual sea retributiva y atractiva para los ahorristas y colocadores de fondos: “Las estadísticas de noviembre demuestran que los depósitos a plazo no reaccionan y resulta dificultoso esperar que unas décimas mensuales más cambien el humor de los depositantes. Los fondos depositados a plazo a la ascendida tasa de interés probablemente vuelvan a perder con el aumento de los precios (rendimientos reales negativos) y encuentren su correlato en la caída real de la demanda de dinero y mayores presiones alcistas en el mercado cambiario .

Para Miguel Arrigoni, de First, hoy el BCRA debería ocuparse más del tema de financiamiento, que en el mercado sigue sin haber.

Alejandro Banzas, de Reporte Económico, indica que la política monetaria y cambiaria está más alineada con la del ministro de Economía, Martín Guzmán: “El aumento de la inflación de octubre justifica la corrección de la tasa para mantener los pesos en el sistema .

 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios