Dólar: el campo vendió fuerte para cubrirse de más retenciones

El tipo de cambio cedió de la mano de la lluvia de agrodólares, pero del lado de la demanda, la banca hizo su parte: contrarrestó el efecto. El billete se acomodó a la baja algo más tarde. En tanto, el blue se recuperó después de un comienzo con debilidades. 

El dólar mayorista se adentró en terreno negativo luego de que el campo vendiera fuerte por temor a nuevas retenciones; sin embargo, como el mercado es tan chico, órdenes de compra de la banca pública y privada hicieron que el precio se diera vuelta. 

Del lado de la oferta, los exportadores reaccionaron ante el temor de que el gobierno de Alberto Fernández aplique retenciones del 35%; mientras que del lado de la demanda, la banca pública, el Banco Nación,  colaboraba con el Banco Central, y la privada pagaba importaciones, de esa manera, no solo se acomodó la balanza sino que la cotización llegó a valores superiores a los del lunes.   

La cotización mayorista tocó los $ 59,67 cuando la oferta de agrodólares protagonizaba los negocios, para luego incrementarse hasta $ 59,94, lo que implicó un ascenso de 23 centavos en relación al valor del lunes

En sintonía, el dólar minorista se mantuvo sin modificaciones hasta la media rueda; luego fue otra la historia. En las pantallas del Banco Nación cerró a $ 62,25, 25 centavos más barato que el lunes. Asimismo, el precio promedio del billete cedió cuatro centavo, a $ 62,87.

En cambio, el dólar blue se encareció levemente hasta los $ 68,25, a contramano de lo que había mostrado en el arranque. 

Por su parte, el contado con liqui caía, casi un 1%, hasta los $ 73,65. 

Con el aumento de retenciones, Alberto busca asegurarse u$s 2000 millones extra

A dos semanas de la asunción de Alberto Fernández y cuando todavía se esperan certezas sobre las principales espadas de colaboradores, los equipos técnicos del entrante gobierno afinan los detalles de las medidas económicas que adoptará en el primer tramo de su mandato.

"Hay muchísima exportación", aseguró una fuente del mercado. Claudio García, de PR Corredores de Cambio, coincidió: "Ante el rumor de las retenciones, algunos se estaban anticipando; por eso vemos tantas ventas".

A su vez, Cristian Gardel, de Gardel Trading, resumió: "Vemos gran oferta de dólares de exportadores, desde muy temprano, y esto presiona el precio hacia abajo. La noticia de mayores retenciones impacta fuerte en la liquidación. La contracara es la banca oficial que se muestra muy activa en compras".

De hecho, en la City calculaban que el Nación adquirió, a pedido del BCRA, unos u$s 100 millones. Además, los operadores detectaron compras de bancos privados, bancos que pagaban importaciones. "Es poco lo que compraron pero el mercado es muy chico y con poco monto lo movés", aclaró una fuente de una mesa de dinero. 

Cabe recordar que, como mañana es feriado en Estados Unidos por el Día de Acción de Gracias, muchas operaciones se están adelantando. 

El peso anotó una depreciación de 0,34% pero no estuvo solo ya que las monedas emergentes y de la región se movieron en el mismo sentido. El real brasileño encabezó las depreciaciones al comienzo de la rueda, ya que bajaba 1,2% contra el dólar.

Así, la moneda del país vecino tocó su mínimo valor desde la implementación del Plan Real, a comienzos de los años '90, al negociarse en 4,27 unidades por dólar. La devaluación llegó luego de que el ministro de Hacienda brasileño, Paulo Guedes, dijera el lunes que no le preocupaba la debilidad del tipo de cambio.

Con el real en mínimos, el Banco Central brasileño intervino por primera vez en tres meses. El organismo hizo dos subastas de dólares, cuyo monto no informó, y logró desacelerar levemente la devaluación. Finalmente, el real perdió 0,26% y cerró en 4,24 unidades por dólar.

Tags relacionados

Más de Finanzas Mercados