Deuda en dólares: reforzarán cláusula Bonex por el nuevo Código Civil

El cuerpo normativo que entrará en vigencia en agosto próximo permite pagar en pesos las deudas en moneda extranjera. Los contratos que hoy incluyen la obligación de apelar al contado con liquidación para obtener las divisas -préstamos, contratos de alquiler- debido al cepo cambiario se adaptarán a la nueva norma. La jurisprudencia podría anular esta opción si considera al artículo de orden público

En agosto próximo entrará en vigencia el nuevo Código Civil, y para protegerse del artículo que permite pagar dando "cantidades de cosas" las deudas en moneda extranjera, los privados están planeando reforzar la "cláusula Bonex" -usada antes de la Convertibilidad, pero hoy vigente por el cepo cambiario-, por la cual el deudor obliga al acreedor a obtener los dólares a través del contado con liquidación.

Según coincidieron los abogados consultados, los contratos de préstamos entre empresas o personas, de alquiler, de compraventa de inmuebles a plazo y los créditos bancarios cross-boarder incorporarán la cláusula Bonex, a medida para cada tipo de contrato e incluso en forma retroactiva. Sin embargo, no garantizará el cobro en moneda extranjera, porque la cláusula perderá fuerza si el artículo del nuevo Código Civil es declarada, por la jurisprudencia, de orden público.

La cláusula remite a la necesidad que generó el Código Civil en su redacción anterior a la ley de Convertibilidad, que también equiparaba la moneda extranjera a dar cantidades de cosas, de obligar al acreedor a utilizar el título Bonex, el más común de la época, para conseguir las divisas negociándolo y liquidándolo en la plaza de Nueva York, Montevideo o Zurich para cancelar sus obligaciones. Hoy se negocia una mayor cantidad de títulos soberanos argentinos en el mercado que pagan dólares (Discount, Bonar, Boden, Par).
No hay una cláusula estándar, sino que cada abogado deberá redactarla adaptándola al nuevo Código Civil y para cada caso en particular.

"En general se hace referencia a que, si no me das billetes, me tenés que dar títulos pagaderos en dólares por una cantidad tal que negociados en el mercado del exterior, neto de gastos de transacción, me dé la cantidad de dólares que me debés", dijo Mario Kenny, socio del estudio Nicholson y Cano. "Hay otras cláusulas que directamente remiten al valor del dólar blue que surge en tal diario, pero son más débiles", agregó.

Hay versiones que incluyen entregar también los pesos necesarios para comprar los títulos que se liquidarán contra dólares.La situación a partir de agosto para los acreedores será el peor de los mundos. Porque el artículo 765 del nuevo Código Civil también permite al deudor liberarse de la deuda en moneda extranjera con el "equivalente en moneda de curso legal", pero no estipula a qué tipo de cambio. Y todavía está vigente la ley de Convertibilidad, que prohibe indexar, por ejemplo por la tasa de inflación o de devaluación.

"La tecnología viene de antaño, es de los 80, las partes consideran que es esencial el pago en moneda extranjera, se incluye la cláusula Bonex y no se desobligan hasta tanto se cumpla", coincidió un colega que prefirió no ser nombrado. "Hoy, como la gente tiene miedo, si tomás un contrato importante tiene cláusula Bonex. Con el nuevo Código, habrá que revisar los contratos que tenés para ver si no tienen la cláusula Bonex, y agregarla. Y ver si se aplica o no retroactivamente", agregó.

De todas formas, todavía falta determinar si el artículo del nuevo Código es o no de orden público. Si no lo es, las partes se liberan del artículo y, en caso de que el deudor no tenga acceso al mercado de cambios, apelar a la cláusula Bonex.

Si la jurisprudencia dice que es de orden público -lo que ocurrirá cuando un deudor quiera pagar en pesos, se someta a juicio y un juez defina el alcance de la norma-, no habrá forma de liberar a las partes.

"Hoy nadie se obliga a pagar en moneda extranjera si no tiene acceso a ella. Con el nuevo Código será como volver atrás a la ley de Convertibilidad. (La cláusula) es una mera manifestación. El tema es si un juez frente a un reclamo judicial resuelve que es de orden público y es irrenunciable. Mientras tanto, se pondrán cláusulas que permitan renunciar al derecho del deudor a pagar en moneda de curso legal", agregó un tercer letrado.

Según coincidieron los abogados, estarán exceptuados los pagarés en dólares (por una reglamentación particular que permite pactar el pago en divisas) y las obligaciones negociables (porque la ley que las rige habilita los mecanismos para conseguir la moneda extranjera). En tanto, el mercado consideraría default que el soberano decidiera pagar en pesos sus títulos a pagar en moneda dura.

Tags relacionados