Cuál es el riesgo implícito en los nuevos bonos de la deuda argentina

Los papeles que surgieron tras el acuerdo tienen una duration mayor a 5 años, por lo que son más volátiles ante movimientos de la tasa global. Una leve suba de 20 puntos básicos en la tasa americana a 10 años generó caídas en los largos de más de 5%. 

El acuerdo de deuda con los acreedores fue una buena noticia y los nuevos bonos hacen su debut. El mercado lentamente se reacomoda. Pero los analistas advierten que los nuevos papeles argentinos al tener una duration tan larga -ya que la parte más corta tiene es mayor a 5 años- hace que sean más vulnerables a los flujos globales y a las dinámicas de las tasas internacionales.

Así, una suba en la tasa americana representa una amenaza para todo el mundo de bonos largos, incluidos los bonos argentinos, los cuales podrían verse perjudicados. El rebote de la tasa de 20 puntos básicos en las ultimas semanas puede llegar a ser una advertencia para los inversores de renta fija local.

Desde el 4 de agosto hasta la actualidad, la tasa de 10 años americana pasó de 0,5% hasta los 0,68%, evidenciando una suba de 18 puntos básicos. Este pequeño movimiento en la tasa americana generó caídas de más de 5% en los bonos de largo plazo e implica un llamado de atención para los bonos argentinos.  

A nivel global, el ETF que agrupa todos los bonos del mundo (Vanguard Total Bond Market Index Fund) perdió 1,2%. El ETF de bonos de grado de inversión cayó 2,65% en el mismo período, mientras que los bonos de corporativos de largo plazo perdieron hasta 5,6% en promedio.

Los bonos de alto rendimiento bajaron ,2% y con mejor performance relativa los bonos de mercados emergentes retrocediendo 0,7% desde entonces. Dado que los bonos argentinos recién comienzan a cotizar y casi sin un volumen representativo, resulta complejo hacer una comparación. Sin embargo, analizando su duration se puede predecir que serán bonos volátiles y dependientes de la dinámica que pueda llegar  atener la tasa americana.

 

Martín Saud, senior trader de Balanz remarcó que los nuevos bonos argentinos tienen duration larga y que serán más volátiles ante cambios en las tasas de interés de largo plazo en EE.UU.: "La suba de la tasa de largo plazo del mercado americano impacta negativamente en el precio de los bonos de todo el mundo, y en especial en los de Argentina que son más volátiles dado su frágil situación económica. Con la nueva estructura de la curva de Argentina, en la cual todos los activos son de larga duration, los bonos quedan mucho más vulnerables y expuestos a la volatilidad que antes .

Por su parte, Nicolas Max, director de asset management enumeró las ventajas y desventajas de la nueva curva de bonos argentinos. “Una desventaja de la nueva curva es que no tiene puntos por debajo de los 6 años de duración. Es un defecto importante ya que le agrega volatilidad a los precios de la deuda. Así, el monto de inversión global dispuesto a asumir riesgo argentino es menor respecto de otra curva que tenga menor duración promedio, y por lo tanto, menor riesgo tasa. Si a esto le sumamos el riesgo de crédito de los bonos locales, ello hace que sea una curva sumamente volátil en términos de precios".

Adrian Yarde Buller, economista jefe de Grupo SBS remarcó que los bonos argentinos van a estar más vulnerables a los flujos globales y los movimientos de las tasas de referencia. Sin embargo, agregó que habrá que analizar porque estaría subiendo esa tasa.

“Si la tasa sube porque los inversores creen que la economía global se puede recuperar más rápido y se van a sacar los estímulos monetarios de forma más rápida, ahí puede haber menos liquidez para los mercados emergentes haciendo que suban los spreads y perjudicando a Argentina. Si en cambio las tasas reales suben por mejores preceptivas de crecimiento o mayor apetito por riesgo, los spreads de emergentes podrían bajar y beneficiar a Argentina. Dependerá de cada momento del mercado pero cualquier movimiento de la tasa que este impulsado por un mayor apetito por riesgo y liquidez global beneficiará a Argentina , explicó Yarde Buller

Además, el economista jefe de Grupo SBS remarcó que por el perfil de riesgo de Argentina importa más como se mueva su spread contra emergentes que la tasa americana. Por otro lado resaltó que es esperable que los bonos argentina tengan una elevada volatilidad futura.

Las estructuras de los bonos de Argentina están armadas de forma de tener baja probabilidad de default en los primeros años, lo cual es una ventaja. Sin embargo, la contrapartida es que van a tener mucha volatilidad. Los bonos van a variar bastante cuando se muevan los factores externos. Es un arma de doble filo , comentó el economista.

Bonos con dinámica propia

Naturalmente los bonos argentinos estarán influenciados por cuestiones globales, sin embargo la magnitud de la crisis local hace que la evolución de dichos activos quede supeditada en función de los drivers locales. Las cuestiones de la pandemia , la crisis economía el nivel de actividad y la inflación son cuestiones que impactan de lleno en todos los activos financieros, por lo que es factible esperan que los bonos se van atados a la evolución de dichas variables. Por ello hay analistas que remarcan que los bonos locales tendrán una dinámica mas atada a las cuestiones globales que a factores internacionales.

Marcelo Otermin, presidente de ICBC Investment Argentina entiende que, en esta coyuntura aun habiendo culminado un proceso sumamente exitoso de canje de deuda local e internacional, Argentina sigue relativamente desconectada de los flujos financieros internacionales y que la deuda local seguirá vinculada a la evolución de factores domésticos.

“Los bonos nuevos están cotizando en niveles de 11%, que si bien resultan una mejora importante respecto de los niveles pre-canje, se ubican muy arriba de los vecinos latinoamericanos. La evolución de la deuda local estará mucho más condicionada por factores propios que por la situación internacional. Argentina tiene por delante la negociación con el FMI, la cual le permitirá despejar los vencimientos de deuda en dólares los próximos 4 o 5 años. El mercado espera señales de consolidación fiscal y el afianzamiento del mercado de deuda local en pesos, de manera de reducir las necesidades de financiamiento vía transferencias del BCRA. Los canjes de deuda nos brindan un tiempo muy valioso para comenzar a transitar un proceso de normalización que nos permita finalmente converger a rendimientos comparables con nuestros vecinos , afirmó Otermin.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios